PALABRARIO POPULAR MONTALBEÑO (Letra B).

20171212_094618

B

  • Bacá: La bacá era originalmente una cuerda fina de color amarillento, si bien con el paso del tiempo se ha ido aplicando este nombre a cualquier cuerda o guita fina. Ej: “que no se te olvide de echar los rollos de bacá en el coche que mañana empezamos a juntar ajos”.

  • Badaje: Forma peyorativa y original de nombrar al mulo.

  • Balón bombeao: Balón bombeado. Situación que se presenta inesperadamente y que puede ser perjudicial o complicada, aunque paradojicamente también se puede aplicar a una oportunidad que se presenta de conseguir algo fácilmente. Esta expresión tiene su origen en el fútbol, donde un balón bombeado (con parábola) que llegaba a un futbolista, en jugada o como proveniente de un rechace, venía perfecto para ser empalmado o rematado.

  • Balumba: Oscilaciones que da un objeto al perder el equilibrio.

  • Bambo: Tipo de vestido de una sola pieza que usan las mujeres normalmente para andar por casa.

  • Banco: Escalera doble que se usa para acceder a las ramas más altas de los olivos durante la cosecha de aceituna. Originalmente su estructura era de madera, para posteriormente ser fabricados de metal, no obstante este utensilio está en un claro desuso debido a la alta mecanización de la cosecha del olivar y también a la cada vez más escasa presencia en el campo de olivos de gran porte.

  • Bantal: Delantal.

  • Barbitas tristes: Forma simpática y cariñosa de llamar a los barbudos en Montalbán.

  • Barca: Barça. Fútbol Club Barcelona. El pronunciarlo de esta forma tiene su origen en la confusión de la letra “ç” con la “c”. En la actualidad está en declive su uso.

  • Barruscón: Barrido. Acción de barrer. Un “barruscón” es barrer rápido y por encima un lugar con una escoba o similar. También se usa habitualmente el diminutivo “barrusconcillo”. Ej: “ahora que no hay trabajo coge la escoba y pégale un barruscón al taller”.

  • Bartolomén: Bartolomé. Cada vez se usa menos.

  • Barza, meter: Meter baza. Encizañar, crear polémica. Ej: “No escuchéis a Mengano que siempre anda metiendo barza”.

  • Basturrón: Aumentativo de basto, normalmente dicho de una persona. También se suele usar su diminutivo “basturroncillo”.

  • Batata: Nos dice el DRAE que batata se denomina a una planta de la familia de las Convolvuláceas y al tubérculo de la raíz de la misma. Su nombre científico es Ipomoea Batatas. Sin embargo en nuestro pueblo también se le llama así a la raíz de la remolacha azucarera, la cual es habitualmente cultivada en la campiña cordobesa.

  • Beber a chupe: Beber a morro. Beber agua del botijo o porrón aplicando los labios en el pitorro o pijote, “chupando”. Lo contrario y lo correcto es “beber a chorro”. Ej: “miaque con los años que tienes y todavía bebiendo a chupe del porrón”.

  • Beberratón, a: De “beber” y “ratón”. Tiene dos significados esta expresión. Uno es el de estar un recipiente lleno completamente, hasta arriba, normalmente referido a líquidos. Ej: “Así es como me gustan los medios de vino, llenos a beberratón”. El otro significado es el de beberse un líquido a sorbitos muy pequeños y tardando mucho rato en acabarlo, como si fuera un ratón el que bebe. Ej: “miaque llevas rato con esa cerveza, ¿qué te la estás chiflando a beberratón?”. 

  • Becicleta: Bicicleta.

  • Bejahmín: Benjamín. Nombre propio de persona, miembro mas joven de un grupo o categoría deportiva entre los niños.

  • Bellaolla: Dicho de una persona. Tontorrón, sin gracia, inocentón.

  • Bendecido, bendecida: Bendito, bendita. Se le dice mucho a los niños, de forma cariñosa, por parte de sus familiares, sobre todo los abuelos.

  • ¡Bendito Dios!: Expresión muy usada en Montalbán y que muestra asombro o enfado por algo.

  • Berejena: Berenjena.

  • Berlinga: Antiguo elemento de construcción consistente en una barra de metal que unía horizontalmente las vigas que formaban el tejado a dos aguas por dentro. Al quedar a la vista en la parte alta de la casa (en la cámara) eran ideales para colgar cosas.

  • Berriagazo: Fuerte pelotazo dado jugando al fútbol.

  • Besapién: Besapié. El besapié es un acto religioso que se realiza en la Ermita del Calvario y en el que los fieles besan el pie (pien) de Nuestro Padre Jesús del Calvario.

  • Bichaco, bichaca: Aumentativo de bicha. Dicho de una persona que no es de fiar y tiene malas ideas.

  • Bichaco: Aumentativo de bicho. Dicho casi siempre a un niño o persona joven, tiene el significado de granuja o pillo, pero no de forma peyorativa, sino cariñosa.

  • Bichear: Relativo a bicho. Curiosear o cotillear, normalmente con no muy buenas intenciones.

  • Bichito de luz: Luciérnaga. Pronunciado “bichito de luh”. Insecto del orden de los coleópteros (escarabajos) y de la familia Lampyridae. Tiene la característica de emitir luz, la cual le sirve para comunicarse con su pareja durante la época de apareamiento. En Montalbán era muy común ver luciérnagas a principios del verano, pero la contaminación, en especial de las aguas y la lumínica, han hecho que cada vez cueste más trabajo verlas. La especie de luciérnaga que puede encontrarse en nuestro pueblo es la Nyctophila reichei o luciérnaga mediterránea.

  • Bicho la manga: Bicho de la manga. Dicho normalmente a un niño. Significa granuja, pillastre o travieso, pero dicho de forma cariñosa.

  • Bicicleta de carreras: Bicicleta de carretera. Su uso está en declive.

  • Bielga: Pronunciado “bierga”. Bielda. Utensilio parecido al bieldo pero mayor que éste y que se usaba para cargar la paja en los carros para hacer los almiares.

  • Bielgo: Pronunciado “biergo”. Bieldo. Utensilio del campo que servía para aventar. Está compuesto de un palo largo, otro bastante más corto que lo cruza en uno de sus extremos y cuatro más pequeños y fijos a éste último y en forma de dientes (como un tenedor enorme).

  • Billota: Bellota. Su uso está en declive.

  • Bisagra: Pron. “bizagra”. Cintura. Ej: “madre mía como traigo hoy la bisagra de pinchar ajos”.

  • ¡Boooo!: Voz para mandar detener a las caballerías. Similar a “¡soooo!”.

  • Boca bolso: Boca de bolso. Se le llama así a abrir la boca a tope haciendo todo el hueco que se pueda en ella con el objetivo de que entre el máximo de líquido además de para tragar con mayor facilidad el mismo. Ej: “puso boca bolso y se jincó la litrona de una tragantá”.

  • Bocalindrón, bocalindrona: Persona bocazas, que se le va la fuerza por la boca.

  • Bocao de la yegua: Bocado de la yegua. Acción de apretar con una mano y fuertemente en el hombro a alguien (sobre todo en el músculo supraespinoso) causando un dolor muy molesto.

  • Bolichá: Bolichada. Gran cantidad de personas, animales o cosas. Era muy famosa la frase que usaba un rifador por las calles de Montalbán, diciendo: “¡¡Que bolichá traigo!!”.

  • Bolones: Canicas grandes hechas de barro cocido con las que los niños jugaban a las carambolas u otros juegos.

  • Bombo: Mesa camilla. Se le llama así tanto a la mesa alargada y grande de comedor, como a la redonda y más pequeña, ambas equipadas con tarima y nagüillas (leer en este palabrario) para poner el brasero en invierno.

  • Bonito viaje, y: Y bonito viaje. Expresión que sirve para dar a entender que un asunto se ha acabado, concluyendo de esta forma la frase o la idea que se estaba transmitiendo. Un sinónimo de “y bonito viaje” sería “y si te he visto no me acuerdo”.

  • Boquera, boqueras: De boca. Tiene dos significados esta palabra; en singular es una herida o llaga en la comisura de los labios de una persona y la otra, en plural, son las membranas, amarillentas normalmente, que tienen en la comisura del pico las aves jóvenes.

  • Boquijo: Aumentativo de “boca”. Se usa esta palabra para expresar que una persona o animal tiene la boca muy grande.

  • Borococo: Chichón en la cabeza o irregularidad prominente en una superficie más o menos plana, tanto en un ser vivo como en una cosa o lugar. Ej: “esa pared no está bien enlucía, está llena de borococos”.

  • Borondo, boronda: Orondo, oronda. Dicho de una persona o animal significa que está bien gordo. Dicho de una cosa significa que tiene forma redonda. Ej: “cucha que piedra más boronda me ha traío mi padre del campo”.

  • Boronía: Alboronía. Guisado de diferentes hortalizas picadas y revueltas.

  • Borra: Goma de borrar.

  • Botella, la: La botella. Juego infantil parecido al escondite pero en el que la persona que se la quedaba debía custodiar una botella con tierra dentro situada en un punto fijo y además de descubrir a los otros participantes que estaban escondidos debía evitar también que ninguno de ellos le diera una patada a dicha botella sin ser visto, ya que de ocurrir esto el que se la quedaba debía ir a por la botella y empezar otra vez el juego con todos los niños escondidos nuevamente.

  • Bragas, estar o pillar en: Esta expresión significa quedarse expuesto e indefenso o ante una situación o acontecimiento.

  • Bragas: Pequeño fardo para recoger la aceituna que cae en el centro de los olivos de varias patas al ser vareados.

  • Breva: Además del de fruto de la higuera, también se le llama así a algo beneficioso y muy fácil de conseguir. Algo momio y bueno que llega en muchos casos inesperadamente. Ej: “cojollos pare, vaya brevita has pillao con ese trabajo donde te han colocao”.

  • Brillito, de: De brillito. Diminutivo de brillo. Dicho de una persona para expresar que pertenece a una familia bien situada económicamente.

  • Brillo, tener: Tener brillo. Dicho de una persona o animal que tiene muy buena apariencia física y denota su buena presencia con un aspecto muy saludable y fuerte. También se usa el adjetivo “brilloso” con idéntico significado.

  • Brutáncano: Aumentativo de bruto. Persona muy bruta, con pocas luces, poco entendimiento ni capacidad para razonar.

  • Bueco: Hueco. Su uso está en declive.

  • Buena medra: Pronunciado “güena medra”. Dicho de una persona para expresar que tiene buen apetito, que es de buen comer, que come mucho en definitiva. Ej: “Ese fenómeno tiene güena medra, de un sentá se come lo que no está escrito”.

  • Buen año, estar de: Estar de buen año. Pronunciado “güen año”. Dicho siempre de una persona para manifestar que está bastante gorda.

  • Buen pellejo, tener: Tener buen pellejo. Pron. “güen pellejo”. Se dice que una persona tiene buen pellejo cuando tiene muy buena disposición y voluntad para trabajar.

  • ¡Bueno va!: Pronunciado “güeno va”. Voz para solicitar que algo pare o cese una actividad. Similar a “basta” o “basta ya”.

  • Bujeráncano: Agujeráncano. Aumentativo de agujero. Agujero muy grande. Ej: “madre mía el bujeráncano que ha formao la riada”.

  • Bujero: Agujero.

  • Burraco: Vehículo muy viejo.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

PALABRARIO POPULAR MONTALBEÑO: (Letra A)

20171212_094618.jpg

El habla de Montalbán está llena de palabras típicas, voces y expresiones populares exclusivas de nuestro pueblo, otras usadas también en nuestro entorno cordobés/campiñés o provenientes del castellano antiguo. Muchas de ellas están en desuso o a punto de desaparecer, sin embargo otras son de uso muy habitual o están en un claro auge. He querido recopilar aquí cuantas he podido encontrar tanto en libros ya escritos, como es el caso de La República Hablanera de Prudencio Salces, como por Internet y por aportaciones orales de personas del pueblo, centrándome en palabras y también en expresiones pero dejando de lado las dichos populares o refranes típicos de nuestro pueblo y su entorno. El objetivo es hacer una compilación lo más completa posible. Amigo lector, si conoces más palabras o expresiones que no estén recogidas en este palabrario te agradecería mucho que me las hicieras llegar para incluirlas en el mismo, bien dejándolas en un comentario en la entrada del blog o enviándomelas a mi correo electrónico: andresruz75@gmail.com . Gracias.

A

  • Abajar: Bajar. Ej: “abájate de ahí que te vas a caer hombre”.

  • Abajote: Aumentativo de “abajo”. Forma popular de llamar al extremo Sur del casco urbano de Montalbán, el cual se haya a menor altura. Se usa precedida del adverbio “allí”. Ejemplo:“Tengo que ir allí abajote a llevar el coche al taller de Fulano”.

  • Abaleo, al: Hacer algo de forma rápida, correcta y eficaz. Al pie de la letra.

  • Abejarruco: Abejaruco común. Ave coraciforme. Su nombre científico es Merops apiaster.

  • Aborregao, aborregá (aborregado, aborregada): Empachado, saturado de tanto comer, necesitando el cuerpo comidas más livianas. Ej: “Necesito ya un caldito, que estoy aborregao de tanta comilona estas navidades”.

  • Abrieros de boca: Bostezos insistentes dados por una persona. Ej: “que abrieros de boca me entran en la escuela”.

  • Abuja: Aguja.

  • Abujerear: Agujerear. .

  • Abujetas: Agujetas.

  • Acachar: Agachar. Ej: “Acáchate aquí conmigo que no te vean”.

  • Aceitico: Diminutivo de aceite.

  • Acemite: Potaje de trigo tostado y medio molido.

  • Acendía: Sandía.

  • Acera del sol: Desde muy antiguo, en las calles montalbeñas orientadas de Norte a Sur se le llama acera del sol al lado de la calle que tiene orientadas la fachadas de las casas hacia el Oeste, porque recibe todo el sol de la tarde y de forma muy intensa en el verano. Sin embargo durante las horas matutinas se encuentra a la sombra.

  • Acera de la sombra: En las mismas calles que la anterior pero al contrario, se le llama acera de la sombra al lado de la calle que tiene orientadas las fachadas de las casas hacia el Este, ya que durante la siesta y la tarde están a la sombra. Sin embargo durante las horas matutinas se encuentra al sol.

  • Acertajón: Acertijo, adivinanza.

  • Achacales: Utensilios u objetos relativos a cualquier actividad o persona. Ej: “cogí los achacales y me fui pa el cortijo”.

  • Achangar: Estropearse o romperse algún aparato o perder la salud una persona. Ej: “tengo la televisión achangá”, “llevo unos días achangaíllo de la garganta”.

  • Acharar: Comer la moral o el ánimo a alguien por alguna circunstancia o situación. Ej: “No tengo ni ganas de salir a la calle, entre unos y otros me tienen acharao”.

  • Achuchar: Empujar.

  • Achuchón: Empujón. Ej: “Me pegó un achuchón y casi me tira al suelo”.

  • Achuchurrío, achuchurría: Chuchurrío. Marchito, mustio, arrugado, ajado, venido abajo, casi siempre referido a una planta, aunque también puede describir el estado de ánimo de una persona. 

  • Achumarrascao: Achumarrascado. Churrascado. Quemado levemente.

  • Acituna: Aceituna.

  • Acitunero, acitunera: Persona que trabaja en la cosecha de la aceituna.

  • Aclarar: Trabajo del campo consistente en dejar unas matas de un cultivo (melones, sandías, etc) quitando las otras que traen menos fuerza para favorecer a aquellas. Ej: “llevo tres días aclarando melones con mi padre”.

  • Acollerar: Emparejar animales. De “collera”.

  • Acordar: Darse cuenta o caer en algo pero normalmente cuando ya es tarde. Ej: “me vine con el coche por la autovía y cuando acordé me había pasado la salida de La Rambla”.

  • Acuquinar: Apoquinar. Pagar o cargar, generalmente de mala gana, con el gasto o la parte del gasto que a alguien le corresponde.

  • Afaitar: Afeitar.

  • Afartuscao, estar: De Fartusco (faltusco). Buscar la palabra “fartusco” en este palabrario. Ej: “este niño es que está afartuscao vaya”.

  • Aflocao: Dormido. Ej: “el niño se ha quedao aflocaíto en el sofá”

  • Afoto: Fotografía.

  • Afrontilao, afrontilá: Mirar a alguien frunciendo el ceño y bajando la cabeza en actitud desafiante o similar.

  • Agasajo: Comida y bebida que se sirve a los invitados de una boda al llegar al salón nupcial y antes de sentarse en el banquete propiamente dicho.

  • Agua de tontos: Calabobos, lluvia fina y persistente.

  • Aguaeras: Aguadera. Armazón de madera, esparto, mimbre u otro material, con divisiones que se coloca sobre las caballerías para transportar cosas. También se le llama así a las que se colocan en motocicletas o ciclomotores.

  • Agua luvia: Agua de lluvia. Ej: “el agua luvia es la mejor para guisar los garbanzos”.

  • Agua menuíta: Agua menudita. Lluvia muy fina. Calabobos.

  • Aguanieves: Avefría. Forma antigua y prácticamente en desuso en nuestro pueblo para denominar a la avefría, la cual es un ave de la familia de las charadriiformes, siendo su nombre científico Vanellus vanellus.

  • Aguaor: Aguador. Persona que tenía por oficio llevar o vender agua. Además en Montalbán se le llama “el aguaor” al último de los hermanos en nacer, sea persona o animal de una camada o nidada. Ej: “este gorrión tan menúo seguro que es el aguaor”.

  • Aguaquí: Carbonero comun. Ave paseriforme. Su nombre científico es Parus major.

  • Aguardientá: Aguardientada. De “aguardiente” (anís). Tomar el aguardiente. Momento de beber anís en bares y tabernas, normalmente a primera hora de la mañana. Ej: “nos tiramos toa la noche de jarana y al final acabamos en el bar de mengano de aguardientá”

  • Aguaucho, cargarse el: Estropear algo, dar lugar a que algo se rompa o que ocurra algo inesperado y dañino, sea un objeto o una situación o provocar un mal normalmente sin intención. Ej: “Ten cuidao cuando pases con el tractor por el filo del padrón a ver si te vas a cargar el aguaucho”.

  • Agüerfao: De “ahuelfado”. Se aplica este término a las bestias (caballos, mulos y borricos), de los cuales se dice que están “agüerfaos” cuando por culpa de alguna enfermedad de los pulmones o por la edad y estar muy trabajados, tosen fuertemente. Se aplica también este término, de forma irónica o guasona, a las personas.

  • Aguilillo: Diminutivo de “águila”. Tiene dos significados esta palabra en Montalbán. Por un lado se aplica a las aves rapaces diurnas de menor tamaño, como aguiluchos y cernícalos. También se aplica a personas que son aprovechadas, ladronzuelos, pillos o gente de mal vivir y que están siempre al acecho para conseguir beneficio propio a costa de perjudicar al prójimo.

  • Agüilla: Diminutivo de “agua”. Semen aguado de adolescente.

  • ¡Ahíja!: Expresión usada cuando por fin se coloca algo en su lugar correspondiente o se acierta con la solución de algo. Puede decirlo tanto la persona protagonista como otra que observa la acción.

  • Airazo: Aumentativo de “aire”. Viento muy fuerte y molesto. Ej: “con este airazo no vamos a poder echarle el líquido a los olivos”.

  • Ajilación: Ilación. Dicho de una situación o cuestión cuando se está intentando resolver, entender u ordenar. Dicha resolución, entendimiento, lógica u ordenación serían sinónimos de “ajilación”, ej: “yo no le encuentro la ajilación a las instrucciones para montar este mueble”. Otro significado de esta palabra sería “coherencia”, ej: “Eso que estás diciendo no tiene ajilación ninguna”. También es aplicable esta palabra a la forma de ser o proceder de una persona, normalmente para corregirla y manifestar de esta forma que no es la adecuada o que su conducta es desordenada, ej: “otra vez la has liado, es que no tienes ajilación pare mío”.

  • ¡Ajila!: De “ahilar”. Voz que significa usualmente márchate de aquí o vete, pero que también puede tener un significado de contestación negativa a algo que se ha pedido o dicho con antelación. Normalmente se dice con enfado o desdén. Ej: “Ajila al chozo y traéte el búcaro”, “¿qué quieres más dineros?, ¡ajila por ahí ya hombre!”.

  • ¡Ajilando!: De “ahilar”. Voz usada para poner en marcha a alguien al que se quiere apremiar a que se vaya. “Marchando” sería un sinónimo de la misma. Ej: ¿Ves donde está tu hermano?, pues venga, ajilando”.

  • Ajilao, ajilá (ajilado, ajilada): Existen dos significados muy distintos para esta palabra. Uno sería referido a una persona que hace locuras o que tiene un comportamiento que hace pensar que no está bien de la cabeza. En este caso “ajilao” estaría relacionado con “ido”. Ej: “Ése está ajilao perdío el pobretico”. El otro significado para esta palabra sería la de algo correcto, en regla o enmendado, referido a una situación, trabajo o persona. Ej: “este trabajo sí que está ya mejor y más ajilao”.

  • Ajilar, ajilarse: (Ahilar, ahilarse). Como ya se vio su significado más usado es el de irse o marcharse, sin embargo también puede significar entenderse, ponerse de acuerdo, llevarse bien o enmendarse. Ej: “a esos dos, con lo distintos que son, les va a costar trabajo ajilarse”.

  • Ajilguerar: Relativo al jilguero (ave paseriforme). Subirse o encaramarse a lo alto del olivo para varear o verdear las aceitunas en tiempo de cosecha o realizar cualquier otra labor al olivo. Ej: “anda, tú que estás más nuevo, ajilguérate y echa abajo aquellas pocas que han quedao en to lo alto”.

  • Ajiñar: Referido a los ajos. Se dice que se ajiñan los ajos cuando se estropean hasta echarse a perder y pudrirse, estando aún en la tierra, por motivo de quedar la misma encharcada o por alguna enfermedad. Ej: “En aquella jondoná hay lo menos media fanega de ajos ajiñaos”.

  • Ajogaíllo: (Ahogadillo). Ahogadilla. Zambullida que se da a alguien, en broma, manteniendo sumergida su cabeza durante unos instantes.

  • Ajorcar el día: Ahorcar el día. Expresión usada por los trabajadores del campo para decir que la jornada de trabajo no se ha dado completa (o posiblemente no se de) por imperativos del tiempo, normalmente a causa de la lluvia. Ej: “Mira que nubarrones vienen por Santaella, veremos a ver si hoy no tenemos que ajorcar el día”.

  • Ajucema: (Alhucema). Semilla del espliego (arbusto aromático). Una vez seca, se usa para perfumar las casas al quemarse, normalmente en el brasero. Ej: “que bien huele a ajucema la casa de mi abuela”.

  • Ajumar los grillos: (Ahumar los grillos). Expresión que significa perder el control, volverse loco de forma repentina o tener un arrebato. Ej: “Cualquier día de estos se ve van a ajumar los grillos y verás donde voy a mandar a esta gente”.

  • Ajupar: Aupar. Ej: “Ajúpate y verás como alcanzas”.

  • Ajupón: Aupar con fuerza a alguien. Ej: “Dame un ajupón que me voy a subir al tejado”.

  • Ajurgar: Hurgar.

  • Álamo negro: Olmo. Árbol cuyo nombre científico es Ulmus minor. En la campiña cordobesa son muy abundantes en las riberas de ríos y arroyos. Se caracterizan por ser muy bravíos y tener una sombra muy densa y fresca.

  • Alante: Adelante. Delante. Ej: “Si vamos en el coche de papa, yo me subo alante”, “anda y tira p’alante”.

  • Alargar: Ir o llevar a alguien a algún lugar. Ej: “Voy a alargarme una chispa a mi casa que me he dejado atrás la cartera”, “no pasa na, yo te alargo al almacén en un momento”.

  • Alcandora: Dicho de una persona para expresar de forma guasona y sin mala intención su mala cabeza o su despiste.

  • Alcarcíl: Alcaucil.

  • Alcongela: Zorzal alirrojo. Ave paseriforme cuyo nombre científico es Turdus iliacus.

  • Alcucilla: Diminutivo de “alcuza”, de la cual es una “vasija de hojalata u otros materiales , generalmente de forma cónica, en que se guarda el aceite para diversos usos”.

  • Aleluyas, hacer: Muestras expresivas de alegría que se hacen al ver a un ser querido, normalmente hechas por los niños al ver a sus padres, abuelos, etc. Ej: “que aleluyas me hace mi niña cuando voy a recogerla a la guardería”.

  • Alejar: Además de los significados que nos da el DRAE para este verbo, en Montalbán se usa para referirse a la distancia a la que se arroja, lanza o expele algo o se proyecta un ser al saltar o volar. Ej: “¿tu alejas mucho tirando piedras”?, “mira mama cuanto alejo meando”.

  • Alfangía: Afarjía. Cada uno de los maderos que se cruzan con las vigas para formar la armazón del techo.

  • Alfiler: Pinza de tender la ropa.

  • Algofifa: Aljofifa, del hispano árabe “algaffifa” (esponja). Pedazo de paño basto de lana para fregar el suelo. Sin embargo en Montalbán llamamos así a la fregona normal y corriente (utensilio pare fregar el suelo compuesto de paño o similar y un palo largo para no tener que agacharse).

  • Algofifar: Aljofifar. Pasar la algofifa (fregona) y fregar el suelo con ella, quedando el mismo “algofifao” (algofifado). También se emplea el femenino “algofifá” (algofifada) cuando nos referimos concretamente a un lugar que ha sido fregado y su nombre es femenino. Ej: “No pises por la cocina que está recién algofifá”.

  • Alicortao, alicortá: Tiene dos significados en Montalbán esta palabra. Uno usado para las aves que no pueden volar, bien sea porque están heridas o porque se les han cortado las alas para que no vuelen. El otro significado está referido a personas que por impedimentos físicos tienen mermada su movilidad. Ej: “Fulanito desde que le dio el infarto se ha quedado bien alicortao el pobre”.

  • Alita: Papamoscas gris. Ave paseriforme, cuyo nombre científico es Muscicapa striata. En Montalbán se le llama “alita”, debido a la costumbre que tiene de abrir y cerrar un ala rápidamente cuando está posado en algún lugar, movimiento que hace constantemente.

  • Allanaero: Allanadero. De allanar. Pequeña porción del terreo que se allana y se prepara su tierra dejándola más fina con objeto de enterrar y camuflar en ella una trampa para cazar pájaros llamada costilla (leer la palabra “costilla” en este palabrario).

  • Alloza: Almendra verde. Fruto del “allozo”, que es uno de los nombres que existen para designar al almendro. Las allozas tienen verde el mesocarpio (futura cáscara) y la semilla (futura almendra) es blanca por fuera y transparente por dentro, pudiendo ser dicha semilla dulce o amarga, dependiendo del tipo de almendro.

  • Almendrao: Dulce de caramelo duro y almendras que tiene forma rectangular.

  • Almocafre: Pron. “armocafre”. Utensilio pequeño, para una sola mano, que sirve para trabajar la tierra (escardar, quitar malas yerbas o trasplantar plantas pequeñas). Su nombre proviene de la voz árabe “abu kaff”, que significa “el de la mano”.

  • Almorzá: Almorzada. Se puede decir que una almorzá es una unidad de medida que consiste en la capacidad que tienen las dos manos juntas y abiertas en forma cóncava. Ej: “Échale a las gallinas cuatro o cinco almorzás de afrecho”.

  • Almualla: Antiguo elemento de construcción consistente en una viga muy grande de madera que se colocaba para sostener las vigas del cuerpo de tejado a dos aguas.

  • Alombriz: Lombriz.

  • Alpaca: Paca de paja.

  • Alpatanar: De “alpatana”, que nos dice el DRAE que en Andalucía son trebejos, utensilios o trastos. El verbo “alpatanar” está relacionado con dicho significado, ya que significa el ordenar, juntar o preparar material, utensilios, etc. Ej: “madre mía hasta que termine de alpatanar todos los trastos que tengo en la cochera”.

  • Alreor: Alrededor. Ej: “No me andes más alreor que no te pienso dar ni un duro más”.

  • Altamuz: Altramuz.

  • Alterear: Alterar referido a enojarse o perturbarse una persona. Ej: “con lo tranquilo que yo estaba y en cuanto ha llegado mi suegra ya estoy altereao”.

  • Alúa: Aluda. Hormiga hembra alada. Las alúas del tipo de hormiga Messor capitatus (“hormigas cabezonas” que le decimos en Montalbán) es usada como cebo en las costillas para cazar pájaros. Por lo que los “costilleros” (leer “costillero”) las buscan durante el otoño excavando en los hormigueros en los días posteriores a las lluvias.

  • Aluín: Diminutivo de Alúa. Hormiga macho alada. No se usa como cebo para las costillas.

  • Amarañar: Coger algo rápidamente e incluso con algo de fuerza, normalmente quitándoselo de las manos a otra persona. Otro significado de este verbo es el de coger o apropiarse de algo ajeno con codicia. Ej: “ya están aquí esos chorizos a ver lo que pueden amarañar”.

  • Amarañón: Acción de amarañar en su significado de coger algo rápidamente e incluso con algo de fuerza, normalmente quitándoselo de las manos a otra persona. Ej: “no me lo esperaba y me pegó un amarañón y me quitó la cartera de la mano”.

  • Amarrón: Forma en desuso de decir marrón.

  • Amiguete, amigueta: Niño, niña. Esta palabra es una de la más típicas del habla montalbeña y llaman mucho la atención a las personas que no son del pueblo. Ej: “ese amiguete está to el día en la calle jugando a la pelota”. Como variante de esta palabra tenemos el diminutivo “amiguetico-a” y el aumentativo “amiguetorro-a”, usándose el primero para niños más pequeños, quizá hasta los diez años y el segundo para niños ya más grandes o pre-adolescentes.

  • Amojinarse: Pron. “amojinarze”. De amohinar. Enfurruñarse, disgustarse, ponerse triste y con la cara mohína.

  • Ámonos: Vámonos.

  • Amos: Vamos.

  • ¡Amos allá!: Vamos allá. Voz muy usada en la actualidad y que sirve como despedida o entre dos o más personas. También se usa como saludo entre dos personas que se cruzan o se ven por la calle. Esta expresión también se utiliza, con un tono irónico, para manifestar que algo no nos gusta o mostrar desagrado ante algo que ha dicho otra persona.

  • Amotazos, pegar: Relativo a moto. Pegar amotazos es estar todo el día o mucho tiempo para arriba y para abajo circulando con una moto o ciclomotor, normalmente haciendo mucho ruido y en muchas ocasiones a más velocidad de la permitida. Ej: “en esta calle están todo el día los chavales pegando amotazos”.

  • Amoto: Motocicleta, moto. Hay que mencionar también el diminutivo “amotico” o “amotillo”, usado normalmente para los ciclomotores y los aumentativos “amotaco” y “amotáncano”, los cuales se usan para describir una moto que destaca mucho por su tamaño y cilindrada. Ej: “Este amotillo está rectificao y corre un montón”, “Zutano se presentó con un amotaco que daba susto verlo”.

  • Anafre: Anafe. Hornillo, generalmente portátil.

  • Ancá/Encá: Contracción de “a casa de”/”en casa de”. Ej: “Voy ancá mi madre”, “hoy he estado encá mi madre”. Sin embargo se está produciendo un hecho curioso al respecto de estas voces y es que “ancá” se va usando cada vez menos, siendo “encá” la que poco a poco se está utilizando más en ambos casos, para decir “en casa de” y también “a casa de”, ej: “esta noche nos vamos de fiesta encá la prima Manolita”

  • Anchoas: Boquerones en vinagre. Tanto en Montalbán como en La Rambla (desconozco si en más sitios) a los boquerones en vinagre se les llama anchoas.

  • Ándave: “Anda ve”. En esta típica voz montalbeña se unen los verbos “anda” y “ve” creando una nueva palabra, la cual es muy usada y sirve para ordenar o pedir a alguien que vaya a algún sitio. Ej: “Ándave ancá Dolores a por leche”. Lo realmente curioso es que de esta palabra ha surgido un plural, ya que cuando es dicha a más de una persona se transforma en “andavéh” (pongo una “h” al final para que se entienda que se abre la vocal “e”). Ej: “Ustedes, andavéh al cocherón a por leña”.

  • Andregüelas: Andrehuelas. Palabra en desuso para referirse a los melones de invierno, los cuales se colgaban en las vigas del techo y empezaban a comerse por San Andrés y aguantaban hasta Navidad. Dichas “andregüelas” son mencionadas por el historiador cordobés Luis Ramírez de las Casas Deza en su Corografía de la Provincia de Córdoba (1844).

  • Angelito: Niño o niña pequeño que porta los anillos en una boda.

  • Aniejo: Añejo. Generalmente se usa esta antigua forma de decir añejo para referirse al tocino (tocino añejo).

  • Animalito, animalita: Persona muy bruta con la que es imposible razonar.

  • Anjolí, ajolí: Ajonjolí.

  • Anróver: Land-Róver. Vehículo todoterreno muy usado en el campo. También se le llama así a unos zapatos usados para trabajar en el campo de color marrón (mismo color que algunos Land-Rover), los cuales la mayoría eran de la marca catalana Segarra.

  • Ansioso: De ansia. Persona que come y/o bebe con ansia y rapidez, como temiendo que alguien pueda quitarle su parte. Ej: “Que tío más ansioso, se va a comer todos los borrachuelos del plato”.

  • Anteyer: Anteayer.

  • Aonde, Aónde: El primero es la contraccion del adverbio relativo de lugar “adonde”. Ej: “Iremos aonde a mí me parezca bien”. El segundo es la contracción del adverbio interrogativo o exclamativo “adónde”. Ej: ¿Aónde vas a estas horas granuja?. En ocasiones también es usado como “andonde”.

  • Apalpar: Palpar. Tocar con las manos algo para percibirlo o reconocerlo por el sentido del tacto. Ej: “Si no ves, apalpa”.

  • Apalpón: Aumentarivo de la acción de palpar. Se usa esta curiosa palabra para describir tocamientos normalmente de índole sexual de una persona a otra o mutuamente, aunque no siempre tiene por qué ser así. Ej: “No veas que apalpones se pegaban Fulano y Mengana allí en lo oscuro”.

  • Apalpujón: Aumentativo de “apalpón”. Se utiliza para hacer más énfasis al describir dichos tocamientos, sexuales o no.

  • Apañar: De “paño”. El DRAE da varios significados para esta palabra, sin embargo no recoge dos significados que tiene en nuestro habla, uno es el de conseguir o comprar algo y el otro el de arreglártelas, averiguártelas o desenvolverte, significado éste último que sí recoge el DRAE pero con una palabra distinta; “apañárselas”. Ej: “Mira que teléfono móvil me he apañao en el Media Markt”. “A ver como me apaño yo para coger un taxi a estas horas”.

  • Aparatico: Diminutivo de “aparato”. Se usa esta palabra para describir cualquier artilugio, aparato o utensilio mecánico, eléctrico o de cualquier otra tecnología y del cual no se conoce bien su nombre, aunque también puede ocurrir que sí que se conozca y se use igualmente. Como vemos, a la palabra “aparato” le ha sido agregada la terminación “-ico” (muy típica de Montalbán) para hacer el referido diminutivo. Ej: “Con este aparatico ya puedo ver la televisión digital”.

  • Aparente: De “apariencia”. Se dice que alguien es “aparente” cuando, y valga la redundancia, tiene buena apariencia en cuanto a su conducta y forma de ser para la comunidad donde vive, así como buena fama y se le ve como alguien en el que se puede confiar. Ej: “Fulanito de Copas es un hombre muy aparente”.

  • Apedreíto: Diminutivo de “apedreo”, que nos dice el DRAE que es la “acción y efecto de apedrear o apedrearse”. Un “apedreíto” era un apedreo, más o menos consentido y entendido como una especie de juego (bastante salvaje) en el que dos grupos de niños se tiraban piedras unos a otros normalmente parapetados en árboles, elementos del terreno u otros, o directamente a campo abierto. Esta palabra está en desuso, por suerte el que los niños se apedreen también. Ej: “Se echaron un apedreíto en el lejío y mira como trae la cabeza el maltidamadre”.

  • Apeñuscar: El DRAE nos dice que significa “apiñar, agrupar, amontonar”, sin entrar en más detalles. Sin embargo en Montalbán se usa este verbo (normalmente en las formas “apeñuscao/apeñuscaos”) exclusivamente para referirse a llevar algo que cabe en la mano y con el puño fuertemente cerrado. Ej: “Traía los dos euros apeñuscaos en la mano desde que salió de la casa, anda que los iba a perder”.

  • Apeón: De apear (bajarse de algún lugar, normalmente caballerías, carruaje, automóvil, moto, bicicleta, etc). Voz muy usada en Montalbán y que sirve para decir a alguien, o a uno mismo, que hay que bajarse de algún lugar, vehículo o animal en el que se está subido. Ej: “Venga, apeón, que llevas ya mucho rato en el columpio”.

  • Apescolao, apescolá: Apescolado, apescolada. Se usa para decir que algo está inclinado o torcido, viciado hacia un lado en definitiva. Ej: “Has colgado el espejo y lo has dejado un poquillo apescolao”.

  • Apollardao, apollardá: Apollardado, apollardada. Esta palabra se dice también en otros puntos de Andalucía, por ejemplo Granada. Dicho siempre de una persona. Significa que está antontada, pasmada y además con poca sangre y espíritu. Ej: “Pero ándave y dile ya lo que quieres, que paece que estás apollardao”.

  • Apontoconar: De “apontocar”, del cual nos dice el DRAE que significa “sostener algo o darle apoyo con otra cosa”. Se usa este verbo para describir que una cosa, animal o persona está apoyado o inmóvil en algún sitio sin poder o querer moverse del mismo. Ej: “Ahí está Fulanito apontoconao en la barra y no hay quien lo mueva”.

  • Aporrear: De “porrazo” o “porrá” (porrada), (leer “porrá” en este palabrario). Caerse al suelo de forma violenta. Ej: “No corras tanto y mira por donde vas que vas a aporrear”.

  • Aporretillao: Aporretado. Dicho de una persona que es bajita y regordita.

  • Apuraorzas: De apurar la orza (recipiente donde se guarda el chorizo y otras viandas). De esta simpática forma se llama en Montalbán a los emigrantes que sobre todo en los años 50 y 60 del pasado siglo XX se marcharon del pueblo a Cataluña, Madrid, Asturias y otros sitios de España y del extranjero, los cuales cuando volvían a Montalbán por vacaciones, por la Feria u otra festividad, estaban deseosos de degustar la rica gastronomía de su pueblo de origen, al que tanto echaban de menos, diciendo de ellos la gente del pueblo, en tono guasón, que entre lo que se comían y lo que se llevaban dejaban las orzas apuradas. Ej: “Como se nota que ya están aquí los apuraorzas, están todos los bares que no cabe un alma”.

  • Arar: Nos dice el DRAE que la palabra “arar” significa “remover la tierra haciendo en ella surcos con el arado”. Sin embargo en nuestro pueblo, además del referido significado tiene otro más, el cual es entenderes o llevarse bien. Ej: “Fulano y Mengana no aran mu bien me paece a mi, otra vez los he visto discutiendo por la calle”.

  • Ardores: Ardor de estómago.

  • Arradiar: Forma en desuso de decir “radiar” (difundir sonidos por medio de las ondas electromagnéticas). Ej: “Están arradiando el partido del Montalbeño”.

  • Arradio: Aparato de radio. Se va usando cada vez menos esta palabra.

  • Arranao, arraná, arranarse: Arranado, arranada. De “rana”. Caer sobre uno mismo abriendo las piernas y quedando sin poder apenas moverse. Suele ocurrirle a ancianos o personas que tienen poca movilidad, los cuales quedan en una postura parecida a la de las ranas. Ej: “Perdió el equilibrio y se quedó arraná la pobrecilla y tuvimos que levantarla entre mi cuñada y yo”.

  • Arrascaero: Rascadero. Lugar donde habitualmente se rascan el cuerpo algunos animales, como por ejemplo un árbol, una roca, etc.

  • Arrascar: Rascar. Ej: “No te arrasques ya más esa pupa que te vas a hacer sangre”.

  • Arrecoger: Recoger. Ej: “Este estropicio hay que arrecogerlo en condiciones y prontico”, “yo me arrecojo ya, que me esperan en la casa”.

  • Arrecular: Recular. Ir hacia atrás una persona, animal o vehículo. Ej: “Arrecula el coche ahí, que cabe de sobra”.

  • Arreglar: Además de los significados que nos da el DRAE para esta palabra, en Montalbán tiene otro más, y es el de empezar o retomar una relación sentimental dos personas. Ej: “¿Te has enterao que Zutanito y Mengana se han arreglao?, que güena parejita jacen”.

  • Arrejuntar: Juntar. En Montalbán, y en otros sitios, se denomina así a cuando una pareja se van a vivir juntos sin casarse previamente. Ej: “Desde que se han arrejuntao tu cuñada y su novio no hay quien les vea el pelo”.

  • Arremangar: Remangar, que significa subirse las mangas de la ropa o tomar enérgicamente una decisión. Ej: “Venga y arremángate y échamos una mano, ¡cojollos!”

  • Arrempujar: Forma, cada vez menos usada, para decir “empujar”. Ej: “Arrempujando entre todos sacamos el coche del barro en una chispa”

  • Arrempujón: Empujón. Ej: “Me pegó un arrempujón y casi me caigo de culo”.

  • Arrepentimiento, de: Se llama de esta simpática forma al resacoso período de tiempo inmediatamente posterior a haberse emborrachado y durante el cual no apetece nada tomar alcohol nuevamente. El tiempo que seprolonga el “estar de arrepentimiento” dura más o menos en función de lo fuerte que sea la resaca, aunque la edad también influye y con los años se va prolongando. Ej: “No me pongas vino que no quiero ni golerlo, que estoy de arrepentimiento”.

  • Arretirar: Retirar, apartar. “Ej: “Arretírate de ahí no vaya a ser que te salte una chispa en los ojos”.

  • Arrevolcar: Revolcar. Ej: “No te arrevuelques más por el suelo que te estás poniendo perdío”, “A ese enteraíllo lo arrevuelco yo en una chispa”.

  • Arrevolcón: Revolcón. Ej: “Lo pilló por sorpresa y menúo arrevolcón le pegó”.

  • Arriar: Nos dice el DRAE que la palabra “arriar” significa “bajar las velas, banderas, etc. que están en lo alto” o “aflojar o soltar un cabo, una cadena, etc.”. Sin embargo en Montalbán tiene otro significado más, el cual seguramente sea en realidad una contracción del verbo “arrimar”, en su significado de asestar o pegar. Ej: “Le arrió un guantazo en todos los hocicos”. “¡Arríale fuerte al balón hombre!”.

  • Arribote: Aumentativo de “arriba”. Forma popular de llamar al extremo Norte del casco urbano de Montalbán, el cual se haya a mayor altura. La persona que la usa se encuentra siempre en la parte Sur del casco urbano. Se usa precedida del adverbio “allí”. Ej:“Tengo que ir allí arribote a llevar al niño a la Guardería”.

  • Arrimaíto, el: Juego con chapas (platillos) o monedas, que consiste en lanzarlas con destreza hacia la pared y siendo ganador quien más cerca las dejaba de la pared. Si se volvían hacia atrás rodando y se acercaban nuevamente hacia la pared el lanzamiento no era válido y se decía “cuerno no vale”.

  • Arrodear: Rodear. Uno de los significados del DRAE para el verbo “rodear” el el de revolverse o volverse y para esos casos es para los únicos que se usa en Montalbán nuestro “arrodear”, para indicar que alguien o algo se ha dado la vuelta, girando sobre si mismo. Ej: “Esas envidiosas en cuanto que me arrodeo empiezan a criticarme”.

  • Arroz con música: Se usa esta simpática expresión para referirse al arroz cocinado con almejas, debido al sonido que le dan las conchas de dichos moluscos al chocar entre si al removerlo.

  • Arudú: Palodú, Regaliz. El cual se extrae de la raíz de una planta llamada Orozuz, de la familia de las leguminosas, y de nombre científico Glycirrhiza glabra.

  • Arventar: Aventar. Echar al aire los granos o semillas para que se limpien de la paja u otros residuos gracias a la acción del viento natural o proveniente de un ventilador. Ej: “Me he tirao toda la tarde arventando jabas en la cochera”

  • ¡Arzá!: Interjección que expresa asombro y al mismo tiempo alegría por algún motivo. Ej: “¡arzá!, que buen coche te has comprao pare”.

  • ¡Arza!: Interjección que expresa enfado y que es usada cuando se siente contrariedad ante algo que se ha dicho. Esta expresión es lo mismo que decir “¡vete por ahí ya!”, por lo que en muchas ocasiones se usa de las siguientes formas: “¡arza por ahí ya!” o “¡arza ya!”. Desconozco cuál puede ser el origen de la palabra “arza”, pero podría derivar de “alza” (acción y efecto de alzar) en el significado en desuso de retirarse o marcharse de un lugar.

  • Asín: Así.

  • Asollamao, asollamá: Asollamado, asollamada. Dicho de una persona cuando tiene enrojecida la cara por causa del calor y normalmente también por haber hecho un esfuerzo mientras pasaba dicho calor. Ej: “Ya vienes otra vez azollamaíto del lejío”.

  • Asollamar: Asollamar. Enrojecerse la cara a consecuencia del calor y normalmente también por haber hecho un esfuerzo mientras se pasaba dicho calor.

  • Asollispao, azollispá: Asollispado, asollispada. De “sollisparse”, que nos dice el DRAE que significa “recelarse, escamarse”. Ej: “estaba un poquillo azollispao porque tardabas mucho ya”

  • Asopaipas: Sopaipas. Masa frita que forma una especie de hojuela gruesa. Sus ingredientes son harina, aceite de oliva, sal, levadura y agua. Son muy típicas en la campiña cordobesa. También se pueden azucarar o enmelar, aunque la forma tradicional de comerlas es sin azúcar. La palabra “sopaipa” procede del mozárabe “xopaipa”, que significa “masa frita”, y éste a su vez del germano “suppa”, que significa “pan mojado en líquido”, del que también proviene la palabra “sopa”.

  • Asufatar: Sulfatar, fumigar con sulfato (zufato) los árboles o plantas. Ej: “Llevo dos días azufatando los olivos de mi suegro”.

  • Asujetar: Sujetar.

  • Atacar: Meter o remeter la camisa o camiseta por dentro del pantalón. Ej: “Venga y atácate hombre, que tienes el jarapillo fuera otra vez”, “Ven p’acá que te ataque que vas de rición”.

  • Ataquinao ataquiná: Ataquinado, ataquinada. De “ataquinar”, que a su vez procede de “atarquinar”, llenar de “tarquín” (del hispanoárabe “tarkim”, que significa “amontonamiento”). El tarquín es un cieno pegajoso que se deposita en el fondo de las aguas estancadas o que queda en los campos tras una avenida de agua. Con el paso del tiempo se ha terminado por aplicar la palabra “ataquinado” para describir un lugar o espacio que está totalmente lleno de gente, animales o cosas. Ej: “la discoteca está ataquiná de gente esta noche”.

  • Atar ajos: Trabajo del campo, durante la cosecha del ajo, que consiste en atar manualmente manojos de ajos que previamente y por parte de otros trabajadores han sido sacados de la tierra, recogidos, juntados y colocados en pañetas (pequeños manojos, leer “pañeta” en este palabrario). El “ataor” coge varias de esas pañetas hasta formar un manojo, lo ata y posteriormente lo deja de pie tras de él. Este trabajo está en desuso ya que la gran mayoría de los ajos son cosechados ya mediante máquinas, llamadas popularmente “máquinas de juntar ajos”, las cuales también atan los manojos.

  • Atasquera: Riña o discusión fuerte entre dos o más personas pero sin llegar a la agresión física normalmente. Ej: “Menúa atasquera tienen formá Mengano y Fulano en mitad de la calle”. En cuanto a su origen pienso que existen dos posibilidades; una sería que procede de “tasquera” (de tasca), que nos dice el DRAE que es una pendencia, riña o contienda, pero también cabe la posibilidad de que proceda del verbo “atascar”.

  • Atentar: Tentar. Examinar y reconocer por el sentido del tacto aquello que no se puede ver. Ej: “Che, atiéntame aquí en el brazo verás que bulto me ha salío”.

  • Aterminar: Determinar. Decidirse, atreverse a hacer o decir algo. Ej: “Yo no me atermino a saltar desde tan alto”.

  • Atifilar: Son dos los significados que tiene esta palabra en Montalbán; uno sería el de realizar un trabajo con precisión y esmero y el otro es el de ver con claridad algo o alguien en la distancia. Ej: “deja bien atifilaos los bordes de las losas”, “desde aquí no atifilo bien quién es aquella mujer”.

  • Atinito: De atino. Juego infantil y adolescente que consistía en una competición de puntería normalmente usando piedras.

  • Atontolinao: De “atontolinar”, que nos dice el DRAE que significa “atontar”, sin embargo la palabra “atontolinao” (atontado) se usa en nuestro pueblo normalmente cuando ese atontamiento es momentáneo y consiste no estar con la percepción de los sentidos o la capacidad de movimiento al cien por cien a consecuencia de algún golpe, estar recién despierto u otra circunstancia puntual. También es aplicable a animales. Ej: “Acabo de levantarme y estoy todavía atontolinao”, “pillé el gorrión porque se quedó atontolinao al chocar contra el cristal”.

  • Atrancar: Además de los significados que nos da el DRAE para este verbo, en nuestro pueblo también se usa para expresar que dos o más personas tienen discrepancias y están discutiendo o riñendo. Ej: “Con eso que estás diciendo ya vamos a atrancar tú y yo”, “Ya han atrancao otra vez Fulano y Zutano”.

  • Atranque: De “atrancar”. Nos dice el DRAE que significa “impedimento u obstáculo”, sin embargo en Montalbán también es sinónimo de discusión, discrepancias o riña entre dos o más personas. Ej: “tuve un atranque con Menganito y desde entonces no nos hablamos”.

  • Atravesao, atravesá: Atravesado, atravesada. Del participio de “atravesar”. Dicho de una persona cuando es un metepatas, poco razonable o que con sus actos o palabras lleva la contraria a lo que sería lógico. Se aplica también a los niños que son muy traviesos y desobedientes. Ej: “este niño siempre tiene que dar la nota, que atravesaíto es el pobretico”.

  • Atroje: Troje. Recinto tabicado de poca altura que se usaba para guardar el grano, normalmente ubicado en la parte alta de la casa o cámara (leer “cámara” en este palabrario).

  • Aturar: Girar sobre si mismo, referido normalmente a una peonza, aunque también se puede aplicar a una persona, animal u otro objeto. Ej: “te voy a pegar una guantá que vas a llegar aturando hasta tu casa”. También se usa la expresión “ahí vamos, aturando”, cuando a alguna persona mayor le preguntan qué tal le va la vida o cómo está de salud.

  • Avellanas, avellanitas, arvellanas, arvellanitas: Cacahuetes.

  • Avellanas cordobesas: Avellanas. Fruto del avellano.

  • Avenate: De “vena”. Arranque de locura. Pronto. Se usa también el aumentativo “avenatazo”. Ej: “Le dio un avenate y rompió todos los platos contra el suelo”.

  • Averiguar: Además de los significados que nos da el DRAE, en Montalbán tiene varios más. Conseguir o adquirir algo, ej: “me he averiguao un móvil nuevo”. Recibir alguien su merecido, ej: “a ése que es tan chulito lo van a averiguar bien en la cárcel”.

  • Aviador: De aviar. Se le llama así, de forma guasona, a los hombres casados o que viven en pareja y que son “amos de casa”, siendo la mujer la que trabaja, ya que ellos se dedican a llevar la casa y “aviar” de comer.

  • Avinar: Avinagrar. Normalmente referido a la cerveza cuando se estropea y tiene mal sabor.

  • Avión: Vencejo común. Ave apodiforme. Su nombre científico es Apus apus.

  • Avión de chorro: Avión a reacción. Estos aviones son los que dejan unas estelas blancas en el cielo. Son conocidos también como “aviones a chorro”, sin embargo en nuestro pueblo se da la peculiaridad de que se ha sustituido la “a” por una “de”.

  • Avión, avioneta, está como un/una: Se usa la expresión “está como una avioneta” o “está como un avión” para referirse a que una persona está loca o mal de la cabeza.

  • Avisaór: Avisador. Pececillo de plata o sardineta. Pequeño insecto de la familia de los Lepismatidae y cuyo nombre científico es Lepisma Saccharina. Vive en los hormigueros de las “hormigas cabezonas” (leer en este palabrario), donde convive con ellas aliméntandose de restos vegetales. En esos hormigueros es donde se buscan las “alúas” (leer en este palabrario “alúa”) y la creencia popular era que estos insectos las avisaban para que se escondieran más profundamente al notar que el hormiguero estaba siendo excavado, por ello cuando una persona estaba cavando y veía algún avisaór se consideraba que era señal de que las alúas ya estaban cerca.

  • Avolunto: Relativo a voluntad. Tener un “avolunto” es tener un impulso repentino de hacer algo, normalmente inesperado y en muchos casos irracional.

  • ¡Aaay!: Interjección a modo de saludo.

  • Ay, mi agüela: Expresión usada para corregir, de forma suave y un tanto socarrona, la conducta de alguien, mostrando descontento con ello. Ej: “¿otra vez se te ha olvidao la cartera pare?…, ay, mi agüela”.

  • Azaíta: Azadita. Diminutivo de azada. El DRAE la recoge pero en la forma “azadilla”. Es en definitiva una azada pequeña que se usa normalmente para quitar las malas hierbas. Puede tener el palo largo o corto.

  • Aznafe: Dicho de una persona que es muy bruta y de poco entendimiento y raciocinio. No he podido averiguar el origen de esta palabra ni si realmente se escribe con “s” o con “z”. Ej: “bendito Dios que hombre más aznafe, no hay forma de hacerle comprender”.

  • Azorbao: De azorbar, recogida en el DRAE como “azolvar”, del hispanoárabe “súlb” (duro). El DRAE que significa “cegar o tupir con alguna cosa un conducto”. Efectivamente el término “azorbar” o “estar algo azorbao” se utiliza para referirse a que un conducto o lugar por donde tiene que fluir el agua u otro líquido está atrancado. Ej: “se ha azorbao el sifón y el patio está lleno de agua”.

  • Azulear: Estropearse los ajos, que quedan “azuleaos”, a causa del sol directo sobre las cabezas, las cuales toman un tono azulado.

  • Azumbar: Zumbar, del cual nos dice el DRAE que, entre otros significados, tiene el de dar o atizar un golpe, usándose dicho significado en Montalbán, ej: “le azumbó un coscón en to los jocicos”. Sin embargo en nuestro pueblo este verbo también significa fornicar, pudiéndose usar el verbo “azúmbar” en solitario o con las formas “azumbar papas” o “azumbar cocas”. Ej: “los pilló el dueño del olivar azumbando papas en el coche”.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Cuando el aullido del lobo aún se escuchaba en la Campiña Cordobesa.

lobo--644x362

No cabe duda que el aullido del lobo es uno de los sonidos que más ha llamado la atención a los hombres desde hace miles de años. El oírlo, normalmente durante la noche, despertaba en nuestros ancestros una mezcla de temor y de admiración que se ha seguido manteniendo hasta nuestros días, en los que este gran cazador sobrevive a duras penas en unas pocas cadenas montañosas de nuestro país. Sin embargo hubo un tiempo, no tan lejano como podríamos pensar, en el cual el lobo poblaba toda la Península Ibérica, incluso aquí en esta campiña nuestra tan domesticada y agrícola actualmente, no hace tanto tiempo la presencia de los lobos era algo habitual. Ni que decir tiene que en aquellas pretéritas fechas la campiña no era como la vemos ahora, sí que en parte estaba ya cultivada, pero aún mantenía un alto porcentaje de terreno que seguía siendo monte, lo que había sido toda la campiña desde hacía miles de años; un inmenso bosque mediterráneo. En aquellas frondas y dehesas, donde por encima de todos los vegetales reinaba la encina, había grandes mamíferos como osos, lobos, ciervos, jabalíes, linces o gatos monteses, prueba de ello es la cita que se recoge en “El libro de la Montería” (siglo XIV) de Alfonso XI, al poder leerse lo siguiente: “…se dice que en los sitios de Monte-Mayor y Montilla estaba la más abundante de jabalíes, osos y otros animales…”.

lobo-iberico

Pero centrándonos en los lobos, que los hubo y muchos en nuestra campiña, una de las mejores herramientas para poder rastrear pruebas de su presencia es la toponimia. En nuestro ámbito campiñés más cercano he encontrado hasta siete topónimos que hacen referencia al lobo (posiblemente haya más). Sin duda el origen de esos topónimos está en la presencia de lobos en aquel entorno. Los enumero a continuación mencionando su ubicación y alguna información más de interés:

Caño del Lobo: Se trata de un pago rústico así denominado que hay muy cerquita de la Laguna Zóñar, hacia el Sur, en Aguilar de la Frontera.

Caño del Lobo (aguilar junto a zoñar).jpg

Fuente del Lobo: Se trata de un cortijo que hay muy cerca de Puente Genil, hacia el Norte.

cortijo Fuente del Lobo.jpg

Cerro del Lobo: Este topónimo está en desuso, habiendo tenido conocimiento del mismo gracias a un mapa del término municipal de Montalbán de finales del siglo XIX. Se trata de un suave montículo que hay al Suroeste de Montalbán, ya en término de Santaella, aunque más cerca de Montalbán que del citado pueblo vecino.

Cerro del Lobo (Santaella cerca de Mtb).jpg

Piedra del Lobo: Se denominaba así a una piedra grande y de color oscuro que había cerca de San Sebastián de los Ballesteros, concretamente en el cruce que une el tramo de carretera donde está la pista de fútbol sala con la carretera de Fernán Núñez. Dicho tramo de carretera se denomina actualmente calle Piedra del Lobo.

Piedra del Lobo, lugar donde estuvo ubicada

Lugar donde se ubicaba la Piedra del Lobo.

Camino del Lobo: También conocido como camino del Puerto del Lobo, es una vereda que sale de El Arrecife (La Carlota) en dirección Sureste.

Cuesta del Lobo: Se trata de un pago rústico que hay cerquita de La Victoria, hacia el Oeste.

Cuesta del Lobo y Camino de Lobo (la victoria y el arrecife).jpg

Valdelobos: Se trata de un pago rústico que hay cerca de La Guijarrosa, hacia el Sureste. También existe el topónimo Vereda de Valdelobos.

Valdelobos, pago y vereda.jpg

Otra indudable prueba de que había lobos en la campiña cordobesa y concretamente en nuestro ámbito geográfico más cercano son los documentos antiguos que han podido llegar hasta nosotros y que mencionan a estos animales como habituales moradores de estos contornos. En la tesis doctoral de Javier López Rider, “Santaella y el Suroeste de la Campiña Cordobesa en la Baja Edad Media”, y en las páginas 571 y 572, al describir los testimonios tomados a varios declarantes en el contexto de un pleito de lindes, refiriéndose a la zona del Toril y La Fuencubierta (a apenas 7 u 8 km de Montalbán) y remontándose el declarante al año 1446, podemos leer lo siguiente: “El último declarante es Juan Gómez Limón, que relata estando en el cortijo de Canillas con su cuñado, que se llamaba Alonso Ruiz del Covo, vecino desta villa, que labraba en el dicho cortijo de Canillas y que una noche con la luna, el dicho su cuñado fué a furtar madera a los dichos cortijos, que llevó consigo a este testigo para que le guardase los asnos por miedo de los lobos que había muchos entonçes (…) en el monte que estaban a mano izquierda del dicho camino, en aquellos cerrillos altos que allí estaban, que había allí buen chaparral gordo…”. Es muy interesante este documento, ya que gracias al mismo sabemos que en esta parte de la campiña, y concretamente en la zona de La Fuencubierta y El Toril, los lobos eran abundantes como mínimo hasta mediados del siglo XV, y tantos había por allí que durante la noche no se podía dejar un borrico solo ni para coger leña, ya que se corría el peligro de que lo mataran los lobos, como ha quedado patente por lo leído anteriormente. Queda claro también por lo manifestado por este hombre que en aquella zona aún se mantenía un destacable bosque de grandes encinas, el cual daría cobijo a todo tipo de animales salvajes.

Como todos sabemos, de aquel bosque mediterráneo que cubría los cerritos campiñeses ha quedado muy poco, aunque todavía se pueden observar en nuestro entorno más próximo chaparros en algunos linderos o algunas encinas solitarias, quizá lo único que quede por estos alrededores que pueda servir para hacernos una idea de lo que era esta campiña serían la Dehesa Tocina, cerca de La Victoria y el Manchón del Navarro en Montemayor, también llamado Cerro de la Pollera.

la dehesa tocina la victoria

Dehesa Tocina.

Espero que esta pequeña entrada del blog haya servido para hacernos reflexionar y ver nuestra campiña con otros ojos, e intentar asimilar lo distinta que ha llegado a ser comparándola con lo que es hoy día. Ahora que se acerca el invierno y apetece estar sentados con las “nagüillas” y el brasero, imagino a nuestros antepasados campiñeses en las noches frías del invierno, sentados junto a la lumbre, contando historias mientras el fuego crepitaba acogedor y en la lejanía aún se escuchaba… el aullido del lobo.

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Topónimos de origen animal en el término municipal de Montalbán (Córdoba).

20171002_121436.jpg

Paisaje campiñés

En nuestro término municipal son varios los nombres de lugares que están relacionados con animales, la mayoría de ellos por la existencia de determinados animales en esos sitios antiguamente o incluso en la actualidad. Los topónimos de origen animal son bastante comunes en toda la geografía española y son muy interesantes porque pueden darnos una idea de la fauna que existía en una determinada zona, sobre todo cuando se trata de topónimos antiguos con nombres de animales salvajes. En Montalbán he encontrado diez topónimos con nombres de animales, algunos de ellos en desuso en la actualidad y que han llegado hasta nosotros gracias a documentos antiguos, es posible que haya alguno más, pero hasta ahora estos son los que he encontrado y que seguidamente pasaré a detallar. Empezaré primero por los seis topónimos de origen animal que aún perduran en la actualidad, para terminar con los otros cuatro que cayeron en el desuso.

Pago y arroyo de Las Primillas: Este pago y su arroyo homónimo se encuentran al Noroeste del término municipal de Montalbán. Reciben este bello nombre debido a la gran cantidad de cernícalos primillas que había por aquel lugar. Hoy día también pueden verse ejemplares de estas aves rapaces, aunque menos.

cernícalos primillas

 

Pago de Valdeconejos: Situado al Este del término municipal de Montalbán y lindando con Tentecarreta. Seguramente en su día fue bautizado con este nombre  por la abundancia de este mamífero lagomorfo (que no roedor) que tanta hambre ha quitado en España desde hace milenios. En la actualidad sigue siendo una zona donde abundan los conejos.

conejoqn

Conejo

 

Pago de Tabarra: Después de hablar con varias personas mayores y preguntarles por el posible origen del nombre de este pago situado al Sur del Prado, son varias las que me han dicho que al parecer el nombre le podría haber sido dado porque antiguamente había allí muchas “tabarreras” o nidos de “tabarros”. Los tabarros son unos insectos de picadura venenosa, parecidos a las avispas sólo que algo más grandes y muy temidos porque sus picaduras y mordeduras son muy dolorosas. Construyen sus nidos en el suelo. Su nombre científico es Vespula Vulgaris. Antiguamente las tierras se labraban menos que hoy en día, por lo cual los nidos de tabarros eran bastante frecuentes. No pocos son los accidentes que se producían cuando al estar trabajando con las bestias, alguna pisaba un nido de tabarros y estos salían a cientos, enfurecidos, picando a todo lo que se movía e incluso en algunas ocasiones causando la muerte a hombres y animales que no lograban ponerse a salvo.

tabarro y tabarrera

Tabarro sobrevolando la tabarrera.

 

Pago de La Mosca: Está situado este pago al Sur de nuestro término municipal, estando rodeado por el Norte por el pago de Las Morras totalmente y lindando al Sur con término municipal aguilarense. No he podido averiguar el origen del topónimo, aunque podría tener relación con la abundancia en su momento de este insecto díptero, bien sea la mosca común o las moscas grandes que pican a los caballos (tábanos), tampoco se puede descartar que esté en relación con el mote o “nombrajo” de algún antiguo propietario.

 la-mosca

 

Pozo de los Cochinos: Este pozo es de titularidad municipal y hoy en día se encuentra con su brocal tapado y cerrado con una puerta. Está situado al Sur del casco urbano montalbeño, a apenas un kilómetro, junto a la Vereda de Málaga y cerca del Pilar del Cambrón, formando parte (junto a dicho pilar) de los abrevaderos que tenía aquella zona como descansadero de ganado aledaño a la vereda citada. El origen del nombre era que los cochinos bebían del agua de este pozo, bien porque su su brocal fuera más bajito o porque se derramara o manara su agua hacia afuera y bebieran de la misma junto al pozo.

20171002_122221

Pozo de los Cochinos.

 

Poza de los Perros: Se trata de un manantial de agua que existe junto a la carretera de Puente Genil aproximadamente a la altura del Pilar del Cambrón. Este manantial formaba una poza donde bebían los perros, de ahí su nombre.

 

Cerro de las Ánsares: Topónimo que actualmente está en desuso y que ha llegado hasta nosotros gracias a la tesis doctoral de Javier López Ríder (profesor de Ciencias de la Antigüedad y de la Edad Media en la Universidad de Córdoba), titulada; “Santaella y el suroeste de la Campiña Cordobesa a finales de la Edad Media”. En dicha tesis y en su página 355, al describir las lindes que tenía una dehesa de Montalbán a mediados del siglo XV, dice lo siguiente: “dende la vega, donde la tierra de Sahagún, e de allí yva a dar entre el çerro de Pedro Días e el çerro de las Ansares, e de allí a la Hontanilla de Aguilar…”. El cerro de las Ánsares por tanto estaría junto al Cerro Pedro Díaz (también llamado Cerro Pelitre), por lo que posiblemente se refiera al Cerro de Prado Albán, el cual se encuentra muy cerquita del Cerro Pedro Díaz, discurriendo entre ambos montículos el camino de Montalbán a Santaella. Ambos cerros destacan en el paisaje del Oeste de Montalbán y son muy visibles desde el casco urbano. El origen del nombre de cerro de las Ánsares está sin duda en que en aquel lugar abundaban estas aves cuyo nombre científico es Anser Anser, siendo llamadas también gansos u ocas. Estas aves son migratorias y pasan los inviernos en el Sur de España provenientes del Norte de Europa. No debe extrañarnos que estos animales eligieran esta zona para pasar el invierno o como lugar de parada mientras iban a otro destino como por ejemplo Doñana, ya que en aquella época gran parte de nuestra campiña se mantenía poblada de bosque mediterráneo, y seguramente esa parte del término de Montalbán sería una laguna la mayor parte del año, formando un complejo endorreico que atraería a ese tipo de fauna, desde luego el topónimo de aquel cerro es una prueba de esto que afirmo, y más si tenemos en cuenta que el pago de La Laguna está a apenas unos cientos de metros de allí.

cerro pedro diaz y cerro de las ansares

A la izquierda el Cerro Pedro Díaz, a la derecha el Cerro de Prado Albán, el cual podría ser el antiguo Cerro de las Ánsares.

Ansares.jpg

Ánsares, también llamados ocas o gansos.

 

Cerro del Milano: Este topónimo está prácticamente en desuso y tuve conocimiento del mismo por el Catastro de Ensenada (1751), concretamente en la respuesta que describe las tierras comunales que tenía Montalbán en aquella época. En un principio desconocía su ubicación, sin embargo gracias a mi buen amigo Manuel Jesús Gálvez Estepa he podido saber cuál es el Cerro del Milano, ya que dicho amigo además de haber escuchado muchas veces el topónimo citado tiene olivos allí. Pues resulta que el del Milano es un cerro que hay en el pago de La Pascuala (quizá coja también parte del pago de Las Viñas), al Este de Montalbán, concretamente es el cerro que encontramos a la derecha después de la pasera de la familia Del Pino, viniendo de Montilla, siendo además perfectamente visible desde la carretera.  El origen del nombre está en el avistamiento de esas aves rapaces en aquel lugar, ya que el mismo Manuel Jesús Gálvez Estepa me confirma que oyó decir a varias personas mayores que durante los primeros rayos de sol de la mañana siempre había milanos sobrevolando este cerro.

cerro del milano.jpg

Cerro del Milano, visto desde la carretera de Montilla.

milano real en vuelo buena

Milano Real

 

Huerta de las Zorreras: Este topónimo está actualmente en desuso y ha llegado hasta nosotros gracias al Catastro de Ensenada (1751), concretamente en la respuesta que describe las tierras comunales que tenía Montalbán en aquella época. Es muy difícil saber cuál era aquella Huerta de las Zorreras de mediados del siglo XVIII, sin embargo hay un lugar de Montalbán que cumple con tres requisitos para poder serlo, y es las inmediaciones del Pozo Redondo, cerca del Pilar del Cambrón, ya que en ese sitio hay tierra de labor para huertas, de toda la vida ha habido madrigueras de zorros en la parte más abrupta del paraje y además hay tierras comunales (que hoy pertenecen al Ayuntamiento) y que formaban parte de la zona de descansadero de ganado de la Vereda de Málaga. El origen de este topónimo está sin duda en la existencia de zorreras (madrigueras de zorros) en las inmediaciones de una huerta.

13160793Yu

Zorro junto a su zorrera.

 

Los Mosquitos: Topónimo en desuso hoy en día. Estamos quizá ante el topónimo de origen animal más curioso que me he encontrado realizando esta pequeña investigación. Usando el buscador de mapas antiguos de la Junta de Andalucía encontré un mapa del año 1945 donde se ve parte del casco urbano de Montalbán, así como las parcelas rústicas que rodean el pueblo. Pues bien, me encontré con la sorpresa de que hay una zona rústica muy concreta del extrarradio de Montalbán (hoy en día está dentro del casco urbano) y que viene denominada como Los Mosquitos. La zona en cuestión es la actual calle del Pilar y aledaños, en el mapa que adjunto puede verse. Desconozco el origen de este topónimo, pero es fácil llegar a la conclusión de que posiblemente era por la abundancia de estos insectos tan molestos en aquella zona de las afueras de Montalbán.

Los Mosquitos 1945

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

“MONTE ALVÁN”, así llamaban y escribían también el nombre de nuestro pueblo a finales de la Edad Media.

11122012057

La palabra “Montalbán” deriva del latín MONTEM-ALBANVM, cuyo significado es “Monte  Blanco”, la cual evolucionó a Monte Albano, posteriormente a Monte Albán y finalmente a Montalbán. Durante varios siglos el nombre de nuestro pueblo se estuvo escribiendo indistintamente con B o con V, es decir Montalbán o Montalván, lo que no había visto nunca en ningún documento referido a nuestro pueblo, hasta ahora, es la forma primitiva de su topónimo, es decir Monte Albán o Monte Alván en este caso. Sin embargo hace pocas fechas he tenido la gran suerte de poder leer la tesis doctoral de Javier López Ríder (profesor de Ciencias de la Antigüedad y de la Edad Media en la Universidad de Córdoba), titulada; “Santaella y el suroeste de la Campiña Cordobesa a finales de la Edad Media”, texto de 2017 en donde he encontrado auténticas joyas escritas sobre nuestra comarca más cercana durante la Edad Media (siglos XIII al XV), incluido Montalbán por supuesto. Esta etapa de la historia de nuestro pueblo ha sido muy poco estudiada, por lo que el valor que tiene para los montalbeños lo investigado y averiguado en esta tesis es muy importante y tiene muchísimo mérito. En esta tesis doctoral Javier López Ríder ha contado con el apoyo institucional de los ayuntamientos de La Rambla, Montalbán, San Sebastián de los Ballesteros, Santaella y La Guijarrosa. Como decía, en esta tesis, además de otras muchas aportaciones muy interesantes sobre nuestro pueblo, aparece transcrito un texto de mediados del siglo XV, el cual creo que es muy interesante y viene a demostrar que en su día a nuestro pueblo también se le llamaba “Monte Alván”. A continuación transcribo el extracto de texto de la citada tesis donde mencionan a nuestro pueblo con el referido topónimo, concretamente en la página 281:

“Por su parte, la información sobre el poblamiento de Montalbán arranca de una manera más consolidada en 1454. En este año, en la plaza de La Rambla se pronunció por orden de doña Elvira de Hinestrosa, mujer del honrado caballero don Alfonso de Montemayor, como administradora del dicho castillo y lugar, lo siguiente: dijo que por quanto Fernando Alonso de Montemayor, señor que fue de los dichos castillos de Alvendin e Monte Alván, hordenó e estando seyendo bibo que qual quyer persona que quisiese venir a vivir al dicho lugar de Monte alván, que se obligase a fazer una casa de teja de cinco tiseras e de cercar un corral de dos tapyas en alto e pechase quatro años con cierto pan e gallinas (…). La intención de hacer esas casas con teja es de establecer una población permanente, incluso esta ordenanza se emite porque muchos de los que comenzaron a fabricar sus viviendas, se marcharon y la dejaron a medio hacer. Por ello, quieren hablar con estas personas para que vuelvan a venir y aumentar la vecindad.”

Panorama 1 (1)_0

PD: Gracias Javier, por este magnífico trabajo que has realizado, te lo digo en nombre de todos los montalbeños interesados por la historia de su pueblo, que somos muchos.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Errores toponímicos del mapa 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional en el término municipal de Montalbán de Córdoba (visible a través del SIGPAC).

Como bien nos indica la wikipedia, el Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (SIGPAC), es un aplicación SIG del Gobierno de España (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) que permite identificar geográficamente las parcelas declaradas por los agricultores y ganaderos en todo el territorio español, usando para ello el  mapa 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional, del Ministerio de Fomento.

No cabe duda de que el referido mapa y el SIGPAC son unas herramientas magníficas no sólo para lo que fue creada, sino para ver los mapas y enriquecer nuestro conocimiento general del campo y también de los nombres de los pagos, ríos, arroyos, montes, lagunas, etc., que hace que lo usemos muy a menudo los que somos curiosos natos y siempre estamos preguntándonos cómo y por qué tal lugar se llamará de esta u otra forma, satisfaciendo de esta forma nuestra natural curiosidad y afición por la toponimia.

Pues bien, me ha llamado mucho la atención que en nuestro término municipal he encontrado tres errores que saltan a la vista fácilmente, los mismos son los siguientes; denominar Tejones de Dios al pago llamado realmente TAJONES DE DIOS, denominar Arroyo de las Chorreras a un curso fluvial distinto al que realmente se llama así, y nombrar al pago de TENTECARRETA en plural (Tentecarretas). Como curiosidad aportaré que en el término municipal de nuestros vecinos rambleños también existen errores, como por ejemplo denominar “Fuentelavada” a la Fuente del Abad, desde luego es casi sonrojante éste último error. A continuación paso a detallar dichos errores de nuestro término, considerando este que escribe muy interesante que el Ayuntamiento de Montalbán moviera los hilos y se pusiera en comunicación con las instancias correspondientes a fin de subsanarlos.

Tejones de Dios: En realidad es TAJONES DE DIOS, tal y como puede verse en mapas antiguos y como ha sido nombrado siempre este pago rústico en nuestro pueblo, el cual está situado al Noreste de Montalbán, entre la Matallana y el Mansegar. Según el Diccionario de la RAE un “tajón” puede ser una “vena de piedra de que se hace  la cal” o un “trozo de madera”, sin embargo estos significados no parecen tener relación con el origen del nombre de este pago montalbeño. En el vecino pueblo de Montemayor también existe un pago llamado Los Tajones de Duque, según he podido averiguar en aquel pueblo esos “tajones” son divisiones muy antiguas de tierra que el Duque tenía arrendadas a vecinos de aquella localidad. Montalbán perteneció durante casi todo el siglo XV a la Casa de Montemayor, además en 1450 Fernando Alonso de Montemayor y después su hija Beatriz, tomaron medidas para repoblar Montalbán, ¿podría estar el origen del nombre de este pago montalbeño en el homónimo de Montemayor?. El topónimo “tajones” se repite en Andalucía en varias ocasiones y siempre referido a pagos o parajes, en concreto en Rute (Córdoba), en Puerto Real (Cádiz) y en Mollina (Málaga). Así mismo, buscando por Internet he encontrado otros dos lugares en España con ese topónimo (ambos en la provincia de Soria y pegados el uno al otro junto a la capital), siendo éstos: el “Monte de Tajones” en la pedanía de Las Casas (perteneciente a Soria capital) y la “Suerte de los Tajones” en Valonsadero (espacio natural a 5 km de la capital). En ese lugar, se denomina “tajones” a antiguos terrenos públicos de labor (heredades del concejo), los cuales eran labrados por todos los vecinos en un día y cosechados igualmente por todos en otro y que servían para los gastos propios o del común. Está comprobado que Montalbán recibió población soriana en el siglo XVIII (esa repoblación fue llevada a cabo por la Casa de Medinaceli), por lo cual también queda la incógnita de si la palabra “tajones” podría haber venido a Montalbán con aquellos habitantes de Soria. Tanto la información proveniente de Montemayor como la de Soria nos hace llegar a la razonable conclusión de que la palabra “tajones” está relacionada con una antigua forma de llamar a divisiones de tierra de labor.

tajones de dios error

Error en el mapa

tajones de dios mapa

Como es en realidad; “Tajones de Dios”.

Arroyo de Las Chorreras: Cualquier persona mayor de nuestro pueblo, y no tan mayor, sabe que una cosa es el arroyo que baja de La Alameda y otra muy distinta el arroyo de Las Chorreras, sin embargo en el mapa 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional se denomina erróneamente Las Chorreras al que en verdad no es otro que el arroyo de La Alameda o de la Huerta Marquitos, nombrado también en algunos mapas como “regato” (arroyo pequeño). El “verdadero” arroyo de Las Chorreras tenía su nacimiento antiguamente en un manantial muy cercano al casco urbano de Montalbán, en su parte Sur, en lo que hoy llamamos El Sótano (si bien debido a la colmatación por escombros de aquella zona hoy en día el inicio del arroyo está más abajo) y discurre en dirección al pago de La Laguna, a partír de la cual es conocido como Acequia de la Laguna Baja. En varios mapas del término municipal de Montalbán de finales del XIX puede constatarse ésto que afirmo, y que como dije antes, sabe cualquier persona que conozca bien nuestro pueblo y su entorno. No acierto a comprender por qué motivo en el mapa se produce este “cambio de nombre”, pero mientras nadie lo corrija ahí sigue “dañando” a la vista. A esta zona se le llamaba antiguamente Las Chorreras en general, no sólo al arroyo. En aquel lugar había tierra que servía muy bien para lavar los cubiertos y vajillas (“tierra de fregar”), cuando aún no había agua corriente ni “mistol” o similar en los domicilios, y era muy habitual que las madres mandaran a sus hijos a coger de aquella tierra y traerla hasta las casas en una cuba o espuerta, diciéndoles que tuviesen cuidado y no la cogieran “de donde se mea la gente”. En cuanto al origen del topónimo, según el DRAE la palabra “chorrera” tiene entre otros significados los de trecho corto de río en que el agua, por causa de un gran declive, corre con mucha velocidad” o “cascada”, y sin duda ahí está el origen del nombre, porque efectivamente en aquella época existiría un gran declive del terreno hacia el Oeste por donde discurría el arroyo en sus comienzos y seguramente en momentos de lluvias el agua correría con gran fuerza hacia abajo.

mapa chorreras error

Error del mapa al ubicar el Arroyo de las Chorreras.

arroyo huerta marquitos 1945.png

Arroyo de la Huerta Marquitos (mapa de 1945).

chorreras mapa 1872

Mapa de 1872 donde se ubica correctamente el Arroyo de las Chorreras.

chorreras mapa 1890

Mapa de 1890 donde se ubica correctamente el Arroyo de las Chorreras.

Tentecarretas: Su nombre en realidad es TENTECARRETA (en singular). Es éste uno de los pagos más famosos de Montalbán sin lugar a dudas, tanto por su catacumba, por sus abundantes restos arqueológicos, por su belleza paisajística y por sus famosas naranjas. El nombre se divide en dos partes claramente diferenciadas; “tente” y “carreta”. “Tente” hay que entenderlo como una contracción de “sostente” o de “detente”, de “sostener” o “detener”, y “carreta” pues todos sabemos lo que es, un carro tirado por bestias. Creo que la explicación al por qué se le dio ese nombre es porque por allí discurre el antiguo camino de Montilla y el terreno es muy quebrado, por lo cual las carretas pasarían por allí con no pocas dificultades. Nadie en Montalbán nombra este pago en plural, sin embargo así (Tentecarretas) viene denominado en el mapa que nos ocupa, erróneamente a mi entender, porque su nombre de toda la vida, como atestiguan mapas antiguos y la forma de nombrarlo la gente del pueblo, es en singular; TENTECARRETA, que además, si incidimos en el mencionado origen del topónimo está bastante claro que es una contracción de “Sostente carreta” o de “Detente carreta” (por las pronunciadas cuestas que tenían que subir y sobre todo bajar con los carros), y estando de acuerdo en que ese es su origen, lo lógico es que dicha contracción hasta llegar al topónimo actual se produzca en singular, como es en realidad.

tentecarreta mapa error

Error del mapa al nombrar Tentecarreta en plural.

tentecarreta mapa 1872

Mapa de 1872 donde se nombra correctamente Tentecarreta.

tentecarreta mapa 1890

Mapa de 1890 donde se nombra correctamente Tentecarreta.

tentecarreta mapa 1893

Mapa de 1893 donde se nombra correctamente Tentecarreta.

tentecarreta mapa 1949

Mapa de 1949 donde se nombra correctamente Tentecarreta.

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

Árboles singulares de Montalbán: El Pimentero Falso del “Jardinito” (Plaza de la Constitución).

IMG_0313.JPG

El Pimentero Falso o Falsa Pimienta, cuyo nombre científico es Schinus Molle, es un árbol de hoja perenne de origen sudamericano (Brasil, Argentina y Uruguay mayormente), el cual aguanta muy bien las altas temperaturas y la sequía, por lo que es muy habitual su uso en jardines del Sur y del Levante español. Nuestra Falsa Pimienta fue sembrada por Fermín Bascón Bascón, el cual fue policía municipal del Ayuntamiento de Montalbán y al mismo tiempo encargado del departamento de jardinería desde 1962 hasta 1995, consistiendo dicha tarea de jardinero en el cuidado y mantenimiento de los jardines del pueblo y del cementerio. Por el trabajo de jardinería no recibía emolumentos, sólo el sueldo de policía, se puede decir por tanto que Fermín lo hacía por amor al arte o más bien por amor a los árboles y a las plantas en general. Volviendo al árbol que nos ocupa, Fermín lo sembró en una maceta, en 1960, con semilla cogida de otra pimienta falsa que había en la Plaza de la Constitución de La Rambla (plaza del Ayuntamiento), transplantándola posteriormente a su ubicación actual en 1963, por lo cual este árbol tiene ya 57 años.

IMG_0193.JPG

Fermín Bascón junto a la Pimienta el 6 de agosto de 1966.

IMG_0311.JPG

Fermín en el mismo lugar en 2017.

Este Pimentero Falso tiene un gran porte en la actualidad, siendo el mismo de 11 metros de altura, 10 metros de envergadura de copa y 2,30 metros de circunferencia de tronco. Desde hace décadas su tronco se ha ido inclinando, por lo que en fechas recientes se ha colocado una especie de arco metálico para ayudar a sostenerlo y evitar así que pueda dañarse o quebrarse. Su estado de salud es muy bueno, prueba de ello es el verdor y exuberancia de su ramaje y copa, lo que proporciona una sombra muy tupida y fresca que se agradece mucho durante los meses de calor, siendo los banquillos que hay bajo su copa un lugar inmejorable para sentarse a la sombra a charlar, leer o simplemente relajarse. 

IMG_0319

Fermín sentado a la sombra de la Pimienta.

Debido la inclinación del tronco mencionada antes, es bastante sencillo trepar al tronco de este árbol, por lo que es habitual ver a niños jugando encaramados al mismo, como hacíamos mis amigos y éste que escribe a principios de los años 80, cuando un servidor vivía en la calle San Francisco, popularmente conocida como Salsipuedes, que tan gratos recuerdos me trae.

IMG_0316.JPG

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario