La pérdida del Paraíso…

Muchas veces me he hecho esta pregunta… ¿fueron las personas alguna vez felices del todo?, ¿alguna vez el hombre como especie era inocente, pacífico?… yo creo que sí, quiero pensar que hubo un tiempo, una época de nuestra corta pero vertiginosa presencia en La Tierra en la que lo fuimos, en la que el ser humano vivía feliz ¿en el Paleolítico Superior quizás? ¿quién sabe?. Es más, siempre he pensado que el Paraíso, el Edén del que nos hablan las Escrituras existió… y era nuestro entorno natural, nuestro planeta, y si un día perdimos ese Paraíso debió ser justo en el momento en el que el hombre supo y tomó conciencia de si mismo y de que un día se iba a morir… de que al final la muerte lo esperaba. Hasta ese momento vivió como los pájaros, como cualquier otro ser vivo que poblaba la naturaleza, despreocupado, ufano, dichoso, ignorante en el buen sentido… sólo pensando en el momento, en saciar su sed cuando la tenía, su hambre… pero un día el hombre se hizo más inteligente y poco a poco empezó a trascender… y una noche descubrió horrorizado, comprendió lleno de angustia y de ansiedad su destino, sintió pena, desaliento y mucho miedo y a partir de ese instante su existencia quedó marcada y cambió para siempre… ¿quién no ha sentido alguna vez ese desaliento, ese miedo… ese vacío?, cuando los hombres tenemos esa sensación no hacemos más que rememorar aquel fatídico día en el que perdimos la inocencia, en el que perdimos el Paraíso.

 
 
Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La pérdida del Paraíso…

  1. Fenix dijo:

    Dada la naturaleza humana, el Paraíso para mí es una utopía.
    Un abrazo

  2. lady--_--silent dijo:

    Disculpa que entre sin haber sido invitada,pero vi tu comentario en el espacio de Fenix y la curiosidad me pudo 🙂
    Esta pregunta que tu te haces ,me la hago yo millones de veces
    ¿alguna ves el hombre fue feliz? ¿existe verdaderamente la felicidad? yo tambien quiero pensas que si que un dia existio,pero no fue cuando el hombre se hizo "inteligente " cuando perdio esto,creo que en ese momento es cuando dejo de ser inteligente.
    Tengo esperanza que algun dia que nosotros no veremos todo cambie y verdadermente se valoren las cosas sencillas,los pequeños detalles que son los que verdaderamnet valen y dejemos atras el estres el consumismo y las prisas que hacen que las personas no puedan compartir.
    un cordial saludo

  3. Talbanés dijo:

    Hola Catalina, no sé a qué te refieres, pero gracias en cualquier caso y bienvenida al blog, visítalo siempre que te apetezaca.

  4. Jeremy. dijo:

    EL GENESIS DE LA VIDA.

    ¡Gloria a DIOS en las alturas, paz y amor en la tierra a los hombres de buena voluntad!

    “La Verdadera Sabiduría Divina, nunca la busques en los poderosos sabios terrenales, porque solo encontraras palabras tristes, dolorosas, amargas y vacías, busca en tu interior, también buscad en aquel hermano humilde e ignorante de cuerpo, pero bañado de luz y de sabiduría su espíritu, en aquel ser que sería el último, en el cual el mundo pondría su atención”
    El hombre no se formó por azar de la naturaleza, ni nada de lo que en ella se encuentra, desde siempre ha existido esa Luz Infinita, ese arquitecto universal, que ha dispuesto cada cosa en su lugar y a su debido tiempo, al principio era solo esa Luz Infinita, que nada ni nadie la creo, y se dijo así mismo: soy Luz, soy amor, soy sabiduría, soy armonía, soy paz, soy vida eterna, no puedo estar sin florecer, y se preguntó, ¿Por qué debería estar solo? fue entonces, cuando dijo, hágase mi compañera, mi querida esposa y su esposa fue creada, y ELLA es toda la infinita CREACION, para ser Dos en Uno y la llamó la MADRE NATURALEZA y la impregnó con toda su luz, todo su amor, toda su sabiduría, toda su vida, toda su fortaleza, belleza y ternura, además como cualquier buen esposo, que demuestra el amor a su compañera, le entregó todas sus riquezas y la adornó con el oro, la plata, diamantes, esmeraldas, rubíes, zafiros, etc.
    De todo el infinito templo de su creación o esposa, que son todos los mundos visibles e invisibles, escogió uno, como quien escoge un granito de arena en la inmensidad del mar, y lo convirtió en un paraíso para sus hijos, y lo llamaron TIERRA, pero tierra de amor y de sabiduría, decir MADRE TIERRA es igual que decir MADRE NATURALEZA, porque es la misma esencia y es parte de su mismo templo infinito, y mi PADRE extendió sobre ELLA, toda clase de criaturas, aves en los aires, peces en los mares y flores en los bosques, para que se multipliquen, adornen y entreguen su perfume, su buen fruto y su aire puro.
    Una vez formado el infinito templo de la MADRE NATURALEZA, el CREADOR decidió entretenerse jugando con los pétalos de las flores, así como juega el niño inocente, y del perfume de sus pétalos, comenzó a formar miles y miles de luces o figuritas en forma de hombre y en forma de femenina, a imagen y semejanza suya y de la MADRE NATURALEZA, y les sonreía y les decía: a todos les daré vida, valor, fuerza, sabiduría, la Luz que extiendo penetra en ti, la Luz que extiendo hablara por ti, la Luz que extiendo dará movimiento, la Luz que extiendo dará mucho entendimiento, para que puedan comprenderse los unos a los otros como hermanos, y como hijos de un solo PADRE y de una sola MADRE, y con un soplo de su aliento les brindó el don de la vida, depositando en cada templo su esencia divina, de ésta manera esas figuritas de luz que tenían tanta sabiduría, se convirtieron en hijos de mi PADRE, en hijos de la MADRE NATURALEZA, todos la misma luz, la misma perfección y el mismo amor en un solo perfume, que es nuestro PADRE; fuimos creados de la misma Luz y del mismo perfume del PADRE CREADOR, en forma de estrellas volando, como vuela el pajarillo y solo chupa aire, luz, fuerza y amor; no hemos sido creados del fango o del barro.
    Tan solo en este instante, existe el concepto de tiempo- hogar, pero hogar perfecto, lucido, nítido, donde solo reina el verdadero amor, la sabiduría y la conciencia, aquel hogar nítido estaba formado por el PADRE CREADOR, su esposa, la MADRE NATURALEZA y sus millones y millones de hijos, todos unidos en uno solo, como pétalos de una misma flor.
    Cuando el CREADOR ya formó sus hijos en parejas hombre-mujer y regocijado sonrió y le dijo a su esposa, mira todos estos seres tan hermosos, tan nítidos por vuestra gracia, por vuestra armonía entre TU y mi LUZ, y se extendió, sonrió y dijo: háganse las aguas y las aguas corrieron, por todas aquellas quebradillas diminutas y corrieron por todas las llanuras y las raíces de los árboles, y aquellos animalillos que sonreían, volaban y se extendían sobre mi PADRE dándole la armonía, mi PADRE sonrío y dijo: las aguas serán las primeras que correrán como luz por las venas de mi esposa y serán sabiduría para que nuestros hijos se extasíen en amor, en sabiduría y sean sabiduría, para todo lo que aún tenemos que presentar, como hijos en los distintos mundos, pero en ti, será donde existirán cuerpos llenos de sabiduría y se multiplicarán como aves en los aires, como peces en las aguas, como flores en los bosques.
    Estos primeros hijos de mi PADRE eran como niños, gozaban de una gran pureza, inocencia y alegría en su corazón y eran dueños de una gran sabiduría, en aquellos tiempos ya olvidados, todos los hijos de mi PADRE comprendían y respetaban la MADRE NATURALEZA, se caminaba sobre ella con paso tierno y amoroso, de sus corazones solo brotaba el más verdadero y profundo amor por la MADRE, que alababan y veneraban, como se lo merece la MADRE más perfecta y pura, que entregaba todo su fruto generosamente a todos sus hijos, pero lo pedían con amor, con respeto, con humildad, solo tenían que extender su mano y llevarlo a sus labios y dar gracias por tan maravilloso regalo.
    Los templos de estos primeros hijos de mi PADRE, fueron creados directamente por la “mano” del CREADOR, la primer pareja o nuestros primeros padres carnales a los cuales mi PADRE les dio el don de la vida, fueron Efael y Exai, que posteriormente fueron las mismas esencias encarnadas en los cuerpos de Adán y Eva, pero en una generación posterior, ésta vez, Adán venía como mensajero de mi PADRE, porque la humanidad se estaba descarriando y perdiendo del camino nítido del amor, de la paz y de la sabiduría divina.
    Si bien mi PADRE pudo haber creado todos los templos de sus hijos desde el principio, no lo hizo, por el contrario decidió compartir esa felicidad y esa dicha de saber lo que se siente ser PADRE, el CREADOR nunca ha sido un egoísta con sus hijos, ni con su CREACION, como muchos pretenden hacerlo ver, entonces les entrego el don de multiplicarse a todos sus hijos, para que ayuden a extender sobre la MADRE NATURALEZA más y más semilla pura, sana, tierna, de ésta forma, los miles y miles de millones de esencias creadas, también tendrían la oportunidad de encarnarse y experimentar la alegría, el gozo, la verdadera felicidad y la dicha de habitar en este paraíso terráqueo y descubrir todos los secretos que el CREADOR entregó en la MADRE NATURALEZA, para que cada día fuesen más sabios y más conscientes de su propia grandeza y de su real procedencia, como hijos de un PADRE y de una MADRE perfectos e infinitamente amorosos y sabios.
    Debemos aprender a amar a nuestros padres carnales con profundo amor y respeto, porque ellos son los representantes del PADRE CREADOR y de la MADRE NATURALEZA, aquí en la tierra; el hombre es el portador de la semilla de la vida y ésta semilla debe ser depositada en el vientre de su compañera o esposa, para que ella, le brinde todo su amor, su ternura, su calor de madre, sus cuidados y le entregue su alimento que produce. Luego, ambos padres carnales deben encargarse de regar esa semilla, para que crezca fuerte, sana, llena de amor, de respeto con si mismo y con el prójimo, lleno de fe, de buena voluntad, y también algún día comience a florecer y dar sus propios buenos frutos y seguir poblando la MADRE TIERRA con más semilla sana, pura y tierna.
    Así como el CREADOR se pasea y se regocija por todos sus mundos que formó en la MADRE NATURALEZA, de la misma manera nuestro espíritu puede llegar algún día a pasearse y extasiarse de alegría, de infinita felicidad y sabiduría, además de estar siempre conscientes delante de la presencia de esa Luz Infinita, que nos extiende su más puro amor, su paz, su sabiduría y su fortaleza.
    Desde el comienzo el CREADOR le concedió a sus hijos grandes compromisos en todos los niveles o mundos creados, no solo con el mismo, sino con sus demás hermanos, por lo tanto es fácil entender, que DIOS siendo DIOS, no necesita la ayuda de nadie para hacer todo lo que el desea que se haga, pero la cuestión es que el CREADOR, no desea unos hijos que se encuentren ya sea encarnados o como espíritus de luz, que sean ociosos y se ganen los galardones del PADRE fácilmente, sin mérito alguno, tampoco necesita que estén a su lado solo danzándole, adorándolo ó alabándolo por toda la eternidad, sin nada más que hacer, por eso les ha encomendado grandes retos, para que de ésta manera vayan avanzando espiritualmente escalón por escalón, en los infinitos mundos creados para tal propósito, y así se perfeccionen y cada vez se conviertan en soles, en estrellas, en luceros que ayuden a extender el amor, la luz, la fortaleza y la buena voluntad, por todos los rincones y todos los mundos de la MADRE NATURALEZA.
    El hermano JESUS, es el más grande ejemplo de amor puro y verdadera conciencia, es el hijo más sabio que el PADRE CREADOR y la MADRE NATURALEZA tienen, para mostrar con gran orgullo ante sus demás hijos que aún están encarnados, considerados como hijos pródigos, y que algún día comprendan, que no existen límites en el camino de la perfección espiritual, tan solo en ese momento llegarán a entender con total claridad, quién es y quién ha sido desde siempre, el espíritu de ese maravilloso hermano que en varias ocasiones ha pedido volver ha encarnar, para mostrar a sus demás hermanos ciegos, sordos y mudos, el verdadero camino que lleva de regreso ante la presencia de nuestro PADRE CREADOR.
    La esencia divina o espíritu que una vez habitó en el sagrado templo o cuerpo del maestro Jesús, es la misma esencia que se manifestó como el primer hombre que DIOS creó, Efaél fue su primer nombre en la tierra, fue el mismo Adán en su segunda venida, fue el mismo Noé, fue el mismo Moisés y otros personajes de la antigüedad, pero la humanidad nunca lo ha comprendido, por el contrario siempre lo han despreciado, maltratado, calumniado, humillado y escupido, lo triste es que la humanidad aún lo sigue esperando, ¿me pregunto para qué? Mientras el ser humano siga empapado en las creencias de los libros del ayer, que el mundo llama la santa biblia, que no es más que la palabra amañada y engañosa de los reyes y poderosos de la antigüedad, el hombre nunca tendrá la posibilidad de encontrar el camino de regreso a ese hogar perfecto, del cual una vez salimos, porque si hoy, Jesús volviera a encarnar entre sus hermanos, tengan la total seguridad, que todos aquellos hermanos que tanto hablan de Jesús, no lo reconocerían así lo tengan de frente, es más, serían los primeros en negarlo, condenarlo y atacarlo como siempre lo han hecho, porque sus verdaderas enseñanzas han sido corrompidas, otras completamente borradas y otras mal interpretadas, por la mente enfermiza del mismo hombre, que lo único que ha deseado desde siempre, es lucrarse vilmente de la imagen y de algunas de las enseñanzas que dejaron pasar, del más grande sabio y mensajero de los mundos de luz, que ha pisado ésta tierra en varias ocasiones.
    Convirtieron la verdadera y maravillosa vida del hermano JESUS como ser humano, en una fantasía, donde solo reina lo antinatural o mejor llamada ignorancia y egoísmo.
    Todos hemos venido a dejar huella imborrable en el seno de la MADRE NATURALEZA, no ha pasar sin pena ni gloria.
    ¡Que la Luz Infinita del PADRE ETERNO los acompañe y el camino sea perfecto!

    Con mucho Cariño: Atentamente: Jeremy.

    Enlace: http://lacienciadelasabiduriadivina.blogspot.com

    Email: hijodelamadrenaturaleza@gmail.com

    Email: hijodelasabiduria@gmail.com

  5. Talbanés dijo:

    Gracias por tu super comentario Jeremy, visita el blog siempre que te apetezca. En la vida me he encontrado con gente que dice que Dios existe porque nadie puede demostrar que no exista, y también me he encontrado con personas que dicen que Dios no existe porque nadie puede demostrar que exista. Hay de todo en la vida, aunque si nos ponemos filosóficos o científicos, para que algo exista hay que demostrar que existe, no sólo basarse en que no se puede demostrar que no exista, pero bueno, no tengo ganas de meterme en esos espinosos jardines. Saludos amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s