Noche de miedo…

Medianoche, el ululante y frío viento del Este sopla moviendo los olivos y haciendo que formen extrañas y siniestras figuras cual fantasmas con huesudos brazos abiertos al cielo. Arriba de una loma el viejo caserío refulge azul con el brillo de una clara luna llena que inunda de luz la oscuridad del campo… blanca, redonda, centelleante. La silueta de una lechuza se recorta en ella mientras en vuelo silencioso se adentra en la cerrada negrura buscando alguna presa, el rumor de un brumoso arroyo con su olor a hierba mojada…, el cantar de los grillos y el aullido del algún zorro rompen la mudez de la oscuridad.  En esas frías noches de invierno, al calor del brasero, recuerdo que a los niños nos contaban historias de miedo, de alguien conduciendo por una sinuosa carretera a altas horas que creía haber visto a una mujer mayor y vieja andando como un espectro al lado de la cuneta, sin embargo al parar el vehículo y mirar hacia atrás… nada, no había nadie y por mucho que intentaba buscarla con la mirada… ya no estaba, se había desvanecido, decían que era un espíritu, el alma de alguien que seguía vagando por estos parajes y que en las noches de luna llena salía y paseaba por el filo de los caminos buscando no se sabe qué o no se sabe a quién y sobresaltando a cualquiera que por casualidad se la encontrara. Ya mayor, muchas veces he pasado sólo y de madrugada con el coche  por aquel desierto lugar, y aún sabiendo que aquello no era más que un  cuento para asustar a los niños, siempre me he acordado de aquella vieja, de aquella sombra, y al hacerlo, instintivamente he mirado por el espejo retrovisor y he sentido un escalofrío en el cogote y la espalda que me ha hecho sonreír, sin embargo justo antes de tomar la última curva, antes de perder de vista del todo el sitio en cuestión…, he vuelto a mirar buscando por última vez.

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Noche de miedo…

  1. Fenix dijo:

    Pone los pelos de punta sólo pensar en que te encuentras en la soledad de la noche  y te acuerdas de una de esas leyendas urbanas… creo que tiene que entrarle un desasosiego a uno enorme.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s