Un documento que me ha sorprendido gratamente… (Córdoba, ¿capital histórica de Andalucía?).

Buscando y rebuscando por Internet he encontrado un documento que considero muy interesante y que, aunque redactado hace más de veinte años, creo que sería acertado decir que continúa siendo de actualidad y aplicable a las circunstancias de la Andalucía de hoy día. El escrito se llama “Manifiesto cordobés por la capitalidad histórica de Andalucía” y fue redactado en 1988 por D. Acisclo Rafael de Castro y Benjumea, Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Pamplona y gran experto en la historia de Córdoba. Por mi parte decir que considero una gran iniciativa la que tuvo este cordobés y que sería muy bueno para la ciudad que los políticos locales de todos los grupos recogieran el guante lanzado por D. Acisclo Rafael y trasladaran esta idea a la ciudadanía cordobesa para posteriormente hacer lo necesario para llevarla al Parlamento Andaluz. Córdoba lo merece.

 

 

“MANIFIESTO CORDOBÉS POR LA CAPITALIDAD HISTÓRICA DE ANDALUCÍA”

 

           Este manifiesto persigue el reconocimiento a Córdoba como “Capital Histórica de Andalucía” por parte del Parlamento Andaluz.

 

            Dicha reivindicación viene avalada por una serie de circunstancias y acontecimientos históricos de enorme relevancia a nivel nacional y mundial de los cuales fue protagonista la ciudad de Córdoba a lo largo de sus más de dos mil años de historia, los cuales no fueron valorados a la hora de nombrar la capital administrativa de Andalucía cuando esta región española accedió a la autonomía en 1982. Sin embargo, el presente manifiesto no pretende cuestionar la capitalidad administrativa actual de nuestra comunidad autónoma, pero si quiere que la ciudad de Córdoba sea resarcida al menos con el reconocimiento a título testimonial y honorífico como “Capital Histórica de Andalucía” por parte del Parlamento Andaluz.

 

            El hecho de la relevancia histórica si que fue tenido en cuenta para ciudades como Mérida o Toledo en las comunidades autónomas extremeña y castellano-manchega respectivamente; estas dos ciudades en el momento de acceder a la autonomía no eran las más importantes ni por población ni por economía en esas regiones, sin embargo por su historia fueron nombradas capitales administrativas de esas comunidades autónomas. Resulta llamativo que estas dos ciudades no han sido más relevantes históricamente que Córdoba, en cualquier caso, como se dijo anteriormente, este manifiesto no persigue la capitalidad administrativa de Córdoba en Andalucía.

 

            Este manifiesto no tiene por qué circunscribirse a la ciudad de Córdoba de manera exclusiva, es más, si alguna otra ciudad de esta comunidad autónoma considerara que es merecedora de ser nombrada como “Capital Histórica de Andalucía” debería abrirse un proceso selectivo o de concurso al cual cada ciudad debería aportar los méritos y hechos históricos de máxima relevancia que crea conveniente para solicitar el mencionado título honorífico.

           

            Los méritos que a lo largo del devenir de los siglos ha aglutinado la ciudad de Córdoba para solicitar ser nombrada “Capital Histórica de Andalucía” por el Parlamento Andaluz son, de manera resumida, los siguientes:

 

           

         En el año 152 AC Corduba es designada por los romanos como capital de la Hispania Ulterior; la Península Ibérica (Hispania) fue dividida por ellos en un primer momento en dos regiones (Ulterior y Citerior).

 

         En el año 27 AC Hispania es dividida nuevamente por los romanos en varias provincias, siendo Corduba designada capital de la Bética (provincia que ocupaba el territorio de la actual Andalucía aproximadamente). Esta situación se mantuvo hasta el siglo IV. En esta época Corduba es capital administrativa de la Bética, sede del procónsul y de la Asamblea Provincial, también sería la primera ciudad en Hispania a la que se le otorga la condición de Colonia Patricia Romana, por lo cual todos sus habitantes por el hecho de nacer en ella gozaban de la ciudadanía romana. Es destacable que en esta época Corduba tenía tantos edificios públicos como la misma Roma (foros provincial y colonial, circo, teatro, anfiteatro, estadio, termas, acueductos, etc.).

 

         En el año 716 DC, los musulmanes designan Córdoba como capital de Al-Ándalus (que era como ellos llamaban y llaman a Hispania), estando bajo el poder de los musulmanes prácticamente toda la Península Ibérica. Los musulmanes habían conquistado Hispania cinco años antes, y ésta se convierte en un Emirato dependiente del Califato de Damasco.

 

         En el año 756 DC, Abderramán I “el Inmigrado” convierte Al-Ándalus en Emirato independiente, la ciudad de Córdoba continúa siendo su capital y al no depender ya de Damasco, la ciudad se convierte en Corte Real. Comienza el Emirato de Córdoba, estando bajo su poder casi toda la Península Ibérica.

 

         En el año 929 DC, Abderramán III es proclamado Califa en la mezquita aljama de Córdoba (actual Mezquita-Catedral), inaugurando el Califato de Córdoba, también conocido como Califato de Occidente, que gobierna con mano firme sobre prácticamente toda la Península Ibérica, las islas Baleares y diversas plazas fuertes del norte de África (Ceuta, Melilla, Tánger…). En esta época Córdoba se convierte en la ciudad más poblada y culta del planeta, se calcula que sobrepasaba el medio millón de habitantes, (la segunda ciudad de Hispania por habitantes tenía 20.000), siendo la única ciudad española que ha sido la más populosa del mundo en algún momento de la historia. En su época de mayor apogeo (siglo X) la Qurtuba musulmana contó con cerca de 2000 mezquitas (además de iglesias y sinagogas, ya que convivieron musulmanes, cristianos y judíos) y edificios públicos de todo tipo. En la Madraza (Universidad Islámica) de la Mezquita aljama se impartían y estudiaban todo tipo de ciencias y todas las ramas del saber, la biblioteca del califa Al-Hakem II se acercaba al medio millón de volúmenes, siendo la mayor de occidente en su momento y el palacio califal de Medina-Azahara, en la sierra cordobesa, está considerado como el más suntuoso que ha existido en toda la historia de España. Tras la caída del califato en el 1031, Córdoba se convierte en capital de su propio reino o taifa y si bien su poder político mengua, sigue siendo la ciudad más importante de occidente en lo que a cultura y saber se refiere. De la Córdoba musulmana cabe destacar que, como se citó, la ciudad  fue Corte Real que dio 16 soberanos entre emires y califas (desde el año 756 hasta el 1031), gobernando éstos en prácticamente toda Hispania (Al-Ándalus), los cuales son considerados “reyes españoles” también.

 

         A partir del año 1236 DC y tras ser reconquistada por las tropas cristianas al mando de Fernando III, Córdoba sigue siendo capital del llamado ahora Reino de Córdoba, formando parte de la Corona de Castilla y posteriormente del Reino de España, situación que se mantuvo hasta la caída del antiguo régimen y de los señoríos, cuando pasó a llamarse Provincia de Córdoba (año 1833).

 

         Cabe destacar que los Reyes Católicos sobre el año 1480, y en el transcurso de la reconquista de Granada a los musulmanes, establecieron su cuartel general y la Corte en la ciudad de Córdoba, situación que duró hasta la caída de Granada en 1492. También en Córdoba fue donde los Reyes Católicos se entrevistaron por primera vez con Cristóbal Colón.

 

 

            Sirvan estas leves pinceladas de la historia de nuestra ciudad para reivindicarla como “Capital Histórica de Andalucía”. Todo lo anteriormente citado sería, llegado el caso, explicado más a fondo y entrando en más detalle, considerando por mi parte esas escuetas líneas como un simple resumen sobre el que poder empezar a trabajar.

 

Córdoba, a 20 de marzo de 1988

D. Acisclo Rafael de Castro y Benjumea

 

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un documento que me ha sorprendido gratamente… (Córdoba, ¿capital histórica de Andalucía?).

  1. toñi dijo:

    la foto no es real el paseo del colesterol no es asi
    y hay un escrito de antonio gala que aunque el es de brazatortas (ciudad real)
    se siente mas cordobes que este acisclo rafael

    • Talbanés dijo:

      Hola Toñi bienvenida al blog. Es obvio q la foto no es real… es una composición, una metáfora de lo q es mi vida, que transcurre entre córdoba y montalban. Lo de antonio gala es como tú dices, aunque no sé porque lo mencionas. por cierto soy montalbeño y nací en la residencia vieja. saludos.

  2. Antonio Pedrajas dijo:

    Muy acertado el manifiesto. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s