Recordando el vil derribo de la vieja parroquia de Montalbán.

Vieja parroquia Santa María de Gracia (foto de Bernier).

A mediados de los años 60 del pasado siglo Montalbán bostezaba tras una larga siesta allá en lo alto de su cerro ¿blanco?, los meloneros del pueblo recorrían cada rincón del sur pregonando al viento y vendiendo su dulce producto, los primeros grandes ajares montalbeños empezaban a verdear bajo el azul cielo de la Bética. Nadie presagiaba en el pueblecillo el disparate que en la mente de unos pocos se estaba gestando, y es que la vieja iglesia, la parroquia que durante más de 400 años había sido parte del paisaje del villorrio y testigo mudo de las penas y alegrías de sus habitantes, empezaba a tener los días contados. Las razones que se esgrimieron por parte de las autoridades eclesiásticas y civiles para ir preparando al pueblo para la noticia de que la vieja parroquia debía ser derruida fueron “que se encontraba en un estado ruinoso y que la nueva iglesia que se construyera sería más apropiada para el culto, facilitando la participación de los feligreses, según las nuevas enseñanzas del Concilio Vaticano II”. Y así ocurrió;  a la escasa o nula conciencia por conservar los edificios antiguos que existía en esas fechas a todos los niveles se sumó que la parroquia tenía parte de su techumbre en mal estado y que la gente del pueblo no protestaba demasiado por las decisiones que tomaban la Iglesia o los gobernantes locales (valga la redundancia en aquella época de dictadura), aunque también es cierto que gran parte del pueblo vio con buenos ojos que se construyera una nueva iglesia. Todo aquello dio una mezcla, un cóctel que sólo podía dar como resultado que el vetusto edificio diera con toda su osamenta de piedra, ladrillo y tapial contra el suelo en el año 1965. Desde la perspectiva actual el derribo de la antigua Parroquia de Santa María de Gracia de Montalbán de Córdoba no puede más que calificarse como un atentado contra el patrimonio histórico-artístico del pueblo, al que también habría que sumar los derribos de las ermitas de San José y de la Veracruz. De toda aquella fiebre por “echar abajo las cosas viejas” sólo sobrevivieron las ermitas de la Madre de Dios y del Calvario, en verdad poco faltó para que nuestro pueblo quedara huérfano completamente de edificios antiguos y de valor artístico. Pero examinemos las razones que en su momento se dieron para derribar la parroquia; ahora, 44 años después, podemos decir sin riesgo de equivocarnos que el “estado ruinoso” en el que se encontraba hubiese sido de fácil arreglo como posteriormente se ha demostrado con la Ermita de la Madre de Dios. Asimismo cuando se habla de “facilitar la participación de los feligreses” ha quedado probado que la actual iglesia lo que hace es dificultar dicha participación, ya que además de ser su aspecto externo de pésimo gusto, también tiene la desgracia de que por sus materiales de construcción y su extraña forma (que la hace confundirse con otro tipo de edificios como plazas de toros u otros) es muy fría en invierno y extremadamente calurosa en los meses del estío, esto lo saben muy  bien las gentes del pueblo y los foráneos que nos visitan y que la sufren en ese aspecto. Poco más se puede decir o hacer ya, la vieja parroquia sigue siendo recordada nostálgicamente por los montalbeños y montalbeñas que la conocieron y también, a través de fotos o de lo que nos cuentan aquellos, por los que no llegamos a conocerla. Siempre que estoy en la Plaza de Andalucía, ya sea de paso o sentado en alguna de sus terrazas tomando una cerveza, me gusta imaginar lo bonito que sería que aún estuviera en pie la vieja parroquia y el encanto que le daría a la plaza en la actualidad, también sueño despierto e imagino que algún día surgirá una iniciativa, por encima de ideologías políticas o creencias religiosas, para que las gentes del pueblo, las autoridades y la Iglesia unifiquen esfuerzos para recuperar para Montalbán aquel emblemático edificio volviendo a construirlo tal y como era en el mismo sitio donde estuvo, como por ejemplo se hizo acertadamente con la actual Casa Consistorial… pero como digo, eso no es más que soñar despiertos…  ¿o no?.

Momento en el que cae la espadaña de la vieja parroquia.

Momento en el que cae la espadaña de la vieja parroquia.

Dibujo del pintor bujalanceño Sabater.

Fotografía de Manuel Flamil Cañete (composición de J.R. Sánchez Luque)

 Maqueta realizada por Alfonso Blancar

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Recordando el vil derribo de la vieja parroquia de Montalbán.

  1. Toñi dijo:

    Una magnífica entrada, Talbanés.Enhorabuena y ¡soñemos!

  2. Francisco dijo:

    Que pena pariente, que solo nos quede soñar.Los gobiernos que ha habido en Montalbán nunca se han preocupado por los edificios antiguos porque nunca han tenido vistas de futuro para el turismo.Hay otros pueblos, no muy lejos de aquí, que sí tienen edificios antiguos, ruinas de castillos, etc. Y todos los fines de semana va muchísima gente a verlos. Esa gente le da más vida al pueblo, y ese turismo deja también una economía importante. No se si eso que propones se podrá hacer algún día pero por soñar que no sea. Yo me apunto a tu sueño.Un saludo

  3. Lola dijo:

    Bueno, yo no creo que sea solo asunto de soñar, sino de arremangarse. Y mira quien lo dice… Por el vapuleado asunto de la crisis tal vez no sea ni medianamente aceptable que uno de los tres partidos, o los tres, incluya en sus proyectos electorales la recuperación, o el calco, de la antigua parroquia. Vete a saber si dentro de unos años (ahora si me voy a poner a soñar) cuando ya Montalbán consiga tener su estructura urbanística bien definida, con todos los edificios civiles que requiere la población en su crecimiento bien adecentados, cuando se dispongan de suficientes oficinas para el mismo Ayuntamiento, cuando se abra una calle nueva que una la Ancha con Pablo Picasso, cuando tengamos un punto limpio que se merezca el nombre y su función, cuando para la Feria se haya acondicionado otro espacio, y otro para la Romería… En fin, "cuando dios disponga", como dijera el clásico descreído don Antonio Machado, tal vez fuese cosa de liarnos a poner petardos en ese ripio de arquitectura que cobija la iglesia y exigir que se reedifique "como dios manda" y el pueblo requiere para quitarnos de encima esa ofensa del pasado.

  4. Lola dijo:

    Andrés, no sé que pasa con los mensajes en tu blog para que me cambie el nombre. Ya te comenté que en una ocasión puse el mío, Prudencio Salces, y me lo trabucó por Janluciano Silvestre Marín Cañete, y ahora, mira tú, aparece el nombre y apellidos de mi esposa sin que ella tenga nada que ver con lo que acabo de escribir aquí. A ver ahora, al intentar corregir el desaguisado qué nombre me pone tu ordenador. Espero que no sea un nombre tuerto ni torcido. Si puedes me lo aclaras por correo o no vuelvo a participar más aquí con nombre ficticio ni trapisondista. Ya sabes que soyPruden

  5. El blog de TALBANÉS... dijo:

    Querido Pruden, no se que pasa con esto de los nombres, en cualquier caso por lo que se ve sólo te pasa a ti… porque a otr@s que escriben no les ha ocurrido nunca, creo que podría ser que tendrás en tu ordenador varias cuentas de Windows Live distintas (la de tu mujer, la de juanluciano…) y que al escribir tu comentario dependiendo de que cuenta esté en ese momento activada aparece un nombre u otro como firmante. Lo que tienes que hacer antes de escribir algún comentario cerciorarte, entrando en windowus live, de que es tu cuenta la que está abierta, y si no lo está pues abrirla poniendo tu nick y tu contraseña. Un abrazo y gracias por tu comentario, ojalá llegue ese día que ese horrible edificio que está en la plaza desaparezca del paisaje urbano de Talbania.

  6. El blog de TALBANÉS... dijo:

    Pariente, yo ya he dicho muchas veces que el turismo sería una gran fuente de riqueza y de empleo para la campiña cordobesa, lo que pasa es que ninguna administración hasta ahora se ha tomado este tema realmente en serio, ni siquiera los ayuntamientos de la comarca. Estamos muy cerquita de Córdoba con lo que ello conlleva de potenciales visitantes que podrían acercarse por aquí y disfrutar de nuestro patrimonio artístico, cultural, gastronómico etc. Saludos.

  7. montillano dijo:

    Montalbán no se merece ese crimen. Unámonos para construir lo que ahora es un sueño. Y yo pregunto, ¿dónde se encuentran tantas obras de arte, cuadros y retablos que había en la parroquia antigua?

  8. Talbanés dijo:

    Ojalá algún día la Plaza vuelva a tener un edificio tan bonito como era aquella vieja parroquia montalbeña. A la pregunta que haces, amigo montillano, siento no poder darte respuesta. Un saludo y gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s