Árboles singulares de La Campiña: La gran encina de La Paz (La Carlota).

gran encina

Se halla este imponente árbol en la pedanía carloteña de La Paz, junto la carretera A-379, concretamente a la altura del punto kilométrico 53. Desde que era niño, cada vez que he tenido que ir por unos motivos u otros de Montalbán a La Carlota, siempre me quedo fijando en esta encina y alguna vez hasta he aparcado el coche y me he acercado hasta ella andando, y la verdad es que merece la pena hacerlo, porque ya desde cerca, bajo su espectacular copa y entre sus enormes ramas bajeras que llegan a rozar el suelo, es cuando se puede contemplar todo el esplendor de esta maravilla arbórea, la cual es fiel testigo de lo que en su día fue toda nuestra campiña, un gigantesco bosque mediterráneo donde la encina era la gran protagonista de estos parajes sureños. Se da además la singularidad de que esta zona fue comenzada a desmontar apenas hace 250 años, cuando La Carlota y otras colonias fueron fundadas a finales del siglo XVIII por el Rey Carlos III, siendo repobladas estas tierras (hasta aquel momento prácticamente vírgenes y lugar donde los reyes de España cazaban venados y jabalíes) con colonos procedentes de centroeuropa en su gran mayoría, prueba de esto último son la gran cantidad de apellidos de origen alemán, francés o italiano que podemos encontrar en la actualidad entre sus habitantes. También para corroborar la fragosidad de estas tierras en aquellos años de la repoblación carolina es llamativo el topónimo que se dio en su día a otra pedanía carloteña como es Monte Alto, aledaña a La Paz. El único libro que he conseguido encontrar donde se menciona esta encina es “Árboles y Arboledas Singulares de la Provincia de Córdoba” escrito por Rafael Tamajón Gómez y Joaquín Reyes López y publicado por la Diputación Provincial de Córdoba en 2002, en el que puede leerse en la página 125: “La Carlota: Hay que destacar un notable ejemplar de encina situado en la barriada de La Paz, de 3.13 metros de cuerda y 16.5 metros de altura”. Aunque en el citado libro no se dice la edad que puede tener esta encina, seguramente debe contar con varios cientos de años. Como se dijo antes, gracias a haber sido desmontada esta zona más tardíamente es por lo que hoy en día podemos disfrutar de más cantidad de encinas dispersas que en otras partes de la campiña, subsistiendo incluso algunos valiosos paisajes adehesados como por ejemplo Dehesa Tocina, situada entre La Victoria y Aldea Quintana, El Monte de las Pinedas, donde los carloteños celebran la Romería de San Isidro Labrador o el encinar junto a El Arrecife. Amigo lector, si alguna vez tienes que pasar por aquel lugar entre La Paz y Monte Alto, te invito a que te fijes en esta gran encina, a la que gustosamente dedico esta pequeña entrada del blog.

Ubicación de la encina de La Paz.

Ubicación de la encina de La Paz.

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Árboles singulares de La Campiña: La gran encina de La Paz (La Carlota).

  1. Andrés, la familia de mi cuñado vive cuatro casas más abajo de esa encina, dirección La Paz así que probablemente tenga algo que contar sobre ella. Desde hacia más de cien años sus abuelos vivían en las típicas casas de colonos que por desgracia ya apenas quedan por la zona y cuyos restos están al lado de su actual casa (todas salen en el mapa de la ubicación que has puesto)

    Como curiosidad muy cerca pasa el camino que usan los carloteños para ir hasta tu pueblo dentro de poco la noche del cinco al seis de agosto.

    A nosotros nos pasaba igual cuando ibamos a La Carlota, siempre que ibamos a ver a mi hermana íbamos por la carretera de La Guijarrosa y nos quedabamos embobaos viendo el chaparro. Cuando vea a mi cuñao le pregunto y te comentaré por aquí.

    Un saludo.

    • Talbanés dijo:

      Hola Diego, que buena ruta hicimos ayer, fue un placer tu compañía. A ver si hablas con tu cuñado y le preguntas qué sabe acerca de esta gran encina. Un saludo y gracias por comentar amigo.

  2. Teresa Lopez Bayo dijo:

    Es curioso pero a mi, cuando era niña, me pasaba algo parecido con un arbol…
    En la antigua carretera nacional, camino de Cordoba, no se exactamente en que punto, habia e imagino que sigue alli, un arbol que siempre atraia mi atencion.
    No se que especie es…creo q es un pino, aunque no estoy segura, pero siempre me pegaba al cristal de la ventanilla para observarlo…me parecia tan hermoso, tan diferente…
    Yo lo llamaba el “baobab” porque imaginaba que el arbol del Principito tenia que ser tan especial como aquel…
    Hace tantisimo tiempo que no paso por alli…quizas un dia de estos deje la autovia para volver al viejo camino, al de la niñez, y comprobar si el “baobab” sigue alli…

  3. Talbanés dijo:

    Hola cuñada, me alegra mucho encontrar un comentario tuyo en el blog. Como ya te dije el otro día ese “baobab” de tu infancia en realidad son dos pinos piñoneros que hay junto a la N-331 justo antes de llegar a la Cuesta de Espino. Son muy bonitos esos árboles y yo también me he quedado fijando siempre en ellos cuando he pasado por allí…, cualquier día iré para Córdoba y tiraré por la nacional para verlos de nuevo. Un beso y gracias por comentar guapa.

  4. ¡A TI MADRE ENCINA! En Memoria de los
    Piconeros Cordobeses
    Y Esposas Compañeras.
    1/5
    Al alba de un día otoñal
    Te vi sollozar de pena,
    Tu llanto hizo despertar
    A mi transida conciencia.

    Tu madre Sierra Morena
    Prístina Hija de Pangéa,
    No dudó en darte cobijo
    Para Tú darlo a la Tierra.

    Del Bosque Mediterráneo
    ¡Oh Tú símbolo de fuerza!
    Junto con tu hermano el Roble
    Dais sostén a su grandeza.

    Centro de rito ancestral
    Deidad fuiste de Los Celtas,
    Remedio y pan principal
    En nuestras primarias eras. 2/5

    Testigo de travesuras
    Y marco para la escena,
    De los Náyades danzando
    Con Hadas dulces y bellas.

    Sabios Griegos debatieron
    Ante ti en asambleas,
    De lo divino y humano
    Que hoy se habla en las escuelas.

    Tus hermanas milenarias
    Dan nombres a Pueblos y Sierras,
    Desde aquélla “Edad de Oro”
    En que nadie osó de hacienda.

    En los escritos de Plinio
    Se encuentra la referencia,
    Para entender a Guernica
    Valdivielso y Sotoscuevas.
    Y en los concilios cristianos 3/5
    Quisieron borrar tu estela,
    Desacralizada fue
    Una en Cueva Palomera.

    En Asia te consideran
    Sostén del Mundo y su Esfera,
    Que en medio de Universo
    Con tu fuerza lo sujetas.

    Los Druidas vieron en Ti
    Un libro para su ciencia,
    Con hoz de oro extraían
    Jugos de tu Savia y Cera.

    El Muérdago de Tus Ramas
    Fecunda y da vida plena,
    A lo que estéril está
    Si acaso veneno hubiera.

    Los Germanos con tus ramas
    Corona hicieron y emblema, 4/5
    Premiando con Tu Figura
    A héroes de sus guerras.

    ¡Oh Encina “Imán del Rayo”!
    Como tal mi alma a Ti llega,
    Libando va en Tus Entrañas
    Magia y luz para un Poema.

    Por eso ante Ti hoy canto
    ¡Oh Encina “Madre Buena”,
    Me duele que alguien te tale
    ¡Porque me corta las venas!

    Si te queman yo me quemo
    Si te ignoran siento pena,
    Porque nadie como Tu
    Nos liberó de cadenas.

    Seres que sin alma viven,
    Ven en Ti solo madera
    Los Poetas que te escriben y 5/5
    Observan Tu Sangre Nueva.

    Bajo tu sombra mamé
    Al son del dulce ¡Ea… ea!
    Y entre Encinares soñé
    Que una Rama tuya era.

    Tan dentro estás de mi ser
    Que no encuentro la manera,
    De olvidar que no he de ver
    Yerto ya, Tus Primaveras.

    Al Alba de un día Otoñal
    Como tú exhalo mi queja,
    ¡Oh Tú Encina Inmortal
    Quiera Dios que esto así sea!

    Fdo:
    Joaquín Revuelto Rueda
    (Córdoba Atardecer del viernes 12 de Diciembre del 2008)
    Éste poema me fue encargado por un “Hijo Predilecto” de La Carlota. O al menos lo es para mí. Me estoy refiriendo a Bartolomé Olivares Dobao. Y yo a mi vez os lo dedico a todos/as quienes amáis dicha encina y a ELLA MISMA. Abracitos Quino

    • Talbanés dijo:

      Hola Joaquín, antes que nada quiero darte la bienvenida al blog, visítalo siempre que te apetezca estás en tu casa. Dicho esto quiero darte las gracias por este maravilloso poema que has compartido aquí con nosotros, es una preciosidad todo él y un gusto leerlo. Enhorabuena porque sólo alguien con gran sensibilidad y conocimiento puede escribir algo así. Gracias de nuevo.

  5. Pruden dijo:

    UN precioso ejemplar fue el PIno Lara, muy cerquita de La Rambla y en dirección a Fernán Núñez. Lástima que se secase, pero igual encuentras alguna buena foto porque su enclave, además, es precioso, con un gran pilar llenito de ranas a la puerta de un cortijo.

  6. Talbanés dijo:

    Hola Pruden, al pino de la Fuente Lara tengo pendiente dedicarle una entrada del blog, ya lo mencione en la entrada que dedique al pino de Valdearenales, a ver si soy capaz de conseguir una foto del mismo. Un abrazo y gracias por comentar, ultimamente entro muy poco en internet.

    PD. Perdon por la ausencia de acentos, pero escribo desde una tablet y no se ponerlos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s