¿Qué edad tenía realmente El Mesto cuando se tronchó?

mestorozas

El Mesto de las Rozas era un árbol de gran porte, híbrido entre encina (Quercus ilex) y alcornoque (Quercus suber). Estaba situado en Montalbán de Córdoba, en plena Campiña Cordobesa, concretamente en el pago de Las Rozas, a unos 7 km de nuestro pueblo. Durante mucho tiempo su enorme tronco hueco (en el que cabían tres personas de pie) sirvió para que gente sin escrúpulos hiciera fogatas para hacer peroles, lo que lo debilitó mucho. Aunque un grupo de personas de Montalbán intentaron que perdurara tratándolo y cuidándolo todo lo que pudieron finalmente no aguantó una fuerte tormenta del verano de 1995, fracturándose su tronco y cayendo al suelo toda su copa. En el sitio aún queda parte del tronco, que da fe de lo enorme que era y un brote del mismo. Este árbol (y otros que quedan, aunque no tan grandes) es prueba de que la Campiña en su día fue un bosque mediterráneo. En cuanto a su tamaño alcanzaba los 20 metros de altura y su copa medía 20 metros de anchura aproximadamente.

Mesto de las Rosas (brote)

El Mesto en la actualidad.

También guarda relación con la mitología popular este grandioso árbol, ya que siempre rodeó al mismo un halo de misterio. En este sentido antiguamente se contaba que en su tronco hueco vivían martinillos (duendes), esta faceta mitológica del Mesto y su relación con duendes me la comentó mi amigo montillano Juan Casado Alcaide, el cual tiene recopiladas varias historias de martinillos en Montilla y también tiene conocimiento de que en el pasado se contaban historias relacionadas con duendes que vivían en el Mesto. En lo referente a su edad popularmente se decía en Montalbán que el Mesto tenía por lo menos ochocientos años y que muy posiblemente era de “tiempos de los moros”, ¿Pero cuál era la verdadera edad que tenía el Mesto cuando se cayó en el verano de 1995?. Yo ya tenía constancia de que poco después de caerse el Mesto vinieron unas personas de la Universidad de Córdoba con intención de llevarse restos del Mesto para hacer un estudio dendrocronológico (de los anillos de crecimiento del tronco) y así conseguir averiguar la edad que tenía cuando se tronchó, sin embargo nunca me había puesto a buscar dicho estudio. Hace poco tuve una mañana libre y decidí acercarme hasta la Biblioteca Provincial de Córdoba para ver si podía dar con dicho estudio sobre el Mesto y el resultado fue positivo. El estudio se llama “ESTUDIO DENDROCRONOLÓGICO Y MEDIOAMBIENTAL DE LOS RESTOS DEL MESTO DE MONTALBÁN, CÓRDOBA”, fue realizado por J.L. Ubera Jiménez, J.C. Martín de la Cruz, A. Guerra y A. Alamillo, equipo de investigadores del Área de Prehistoria de la Facultad de Filosofía y Letras y del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Córdoba. Los restos del árbol para dicho estudio se recogieron a mediados de septiembre de 1995, concretamente fueron dos secciones de una misma rama. No se pudieron coger secciones de la parte basal (cercana al suelo) por estar muy deteriorada debido a la grieta que tenía el tronco y no podrían ser usadas para el estudio. Se contaron en dichas secciones de rama 142 anillos, que son los años que tenía la rama cuando murió, creciendo dicha rama una media de 2,38 mm anualmente. Basándose en esos datos y considerando la regresión del crecimiento por la edad los investigadores que realizaron este estudio llegaron a la conclusión de que la edad del Mesto eran 190 años, es decir si murió en 1995, comenzó su crecimiento en 1805. Este estudio consta de dieciséis páginas y recomiendo su lectura porque es muy interesante, en la Biblioteca Provincial de Córdoba es muy fácil encontrarlo, sólo hay que poner en el buscador del ordenador de fondo documental “Mesto Montalbán” y lo encuentras. Como se desprende del estudio dendrocronológico mencionado el Mesto no era tan longevo como muchos nos creíamos, sin embargo 190 años son muchos, casi dos siglos, y más para un árbol que pasó la mayor parte de su vida en solitario entre olivos (en sus primeras décadas con toda seguridad estaría rodeado de bosque)…, lo raro es que sobreviviera al hacha cuando desmontaron estas tierras montalbeñas de Las Rozas. También hay que tener en cuenta que el Mesto se tronchó porque debido a los daños que sufrió por las agresiones humanas su tronco estaba muy debilitado, es decir si dichas agresiones no se hubiesen producido con toda seguridad hubiera durado muchos años más y aún podríamos sentarnos bajo su majestuosa copa y disfrutar de su sombra y su compañía. Espero, con esta pequeña entrada, haber colaborado al mayor conocimiento de este gran árbol, el cual era un símbolo para mucha gente de Montalbán y de la comarca…, por desgracia para otros era simplemente un árbol muy grande al que se podía hacer daño impunemente. Para terminar quiero dedicar esta entrada del blog a todas las personas que amaban y lucharon por conservar este árbol y en especial a Prudencio Salces Jiménez, ya que él publicó en el Diario Córdoba (en agosto de 1995) un artículo titulado “El Mesto de Montalbán” en el que se hacía eco de la caída del Mesto, siendo esta noticia la que, una vez conocida por la Universidad de Córdoba, dio pie a que se realizara el estudio dendrocronológico.

Bajo el Mesto con unos amigos. Foto de principios de los 90.

Bajo el Mesto con unos amigos. Foto de principios de los 90.

El Mesto pocos días después de caerse, sus amigos lo lloran. Foto cedida por Arurora Ruz Cantillo.

El Mesto pocos días después de caerse, sus amigos lo lloran. Foto cedida por Aurora Ruz Cantillo.

 

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a ¿Qué edad tenía realmente El Mesto cuando se tronchó?

  1. Paco dijo:

    Que interesante lo expuesto. Enhorabuena. Un abrazo.

  2. Aurora Ruz Cantillo. dijo:

    Como siempre muy interesante da gusto leer tus comentarios. Gracias por lo que tus trabajos nos enseñan.

  3. Antonio dijo:

    Muy buen artículo Andrés, muy interesante y esclarecedor la verdad. Comentas en el artículo que el Mesto sobrevivio al hacha cuando desmontaron el paraje, no lo sé con exactitud pero muchas veces en las lindes se dejaban encinas o arboles similares para delimitar, puede ser que este fuera el motivo de no derribarlo en aquella ocasión. Un abrazo fuerte Andrés.

    • Talbanés dijo:

      Buen aporte Antonio. Pues mira, muy posiblemente tengas razón con tu reflexión, ya que creo que el Mesto estaba en una linde, así que seguramente el haberlo respetado está, entre otros motivos, relacionado con ello. Gracias por comentar amigo y feliz día de tu santo.

  4. Pedro dijo:

    Yo también había oído lo de los ochocientos años, es interesante saber su verdadera edad. Junto con el Calvario puede que sea uno de los pocos símbolos de nuestro pueblo.

    • Talbanés dijo:

      Por supuesto, Mesto, Calvario, ajo, melón, bandera, escudo… todos son símbolos que representan de forma clara a nuestro pueblo y a sus habitantes. Lo de los ochocientos años todos lo hemos oído alguna vez. Si el Mesto no hubiera sufrido el maltrato humano quién sabe si hubiera sido capaz de durar ocho siglos…, en cualquier caso tenía un montón de años. Gracias por comentar Pedro, un saludo pare.

  5. Pruden dijo:

    Andrés, te felicito de nuevo por tu trabajo divulgador de todo lo que nos pertenece y nos une. Quiero decir, además, que hablé con uno de esos profesores de Biología Vegetal sobre la longevidad del Mesto y me reconoció que se equivocaron al fijar su edad tan sólo en 190 años, que esa cantidad era la correspondiente a la rama estudiada. Unos años antes de caerse, y por invitación de Ayuntamiento, vino a verlo un ingeniero de Montes que fue el que nos dijo, a los tres que estábamos con él (Rafael Bascón Bigote Cal como concejal, el Pepelu y yo) que estimaba en más de ochocientos años su existencia. Su apreciación no era arbitraria, entiendo, considerando la lentitud de crecimiento de cualquier variedad de quercus y el grosor de su maltratado tronco. Lamento que mi memoria no retenga los nombres de los dos científicos consultados por mí antes y después de la caída.

    • Talbanés dijo:

      Hola Pruden, gracias por tu felicitación, me alegra mucho que te guste la entrada. En el estudio que hizo la Universidad de Córdoba se calculan a la rama estudiada 142 años y según sus cálculos correlativos al árbol en conjunto 190 años. Es una pena la grieta del tronco que impidió que se hiciera el estudio sobre el mismo, pero sinceramente pienso que si a esa rama (que con seguridad era una de las más gruesas y cercanas al tronco base) tenía 142 años es muy complicado que en el tronco se pudieran calcular hasta 800 años, en cualquier caso sería muy interesante saber más opiniones de personas que entiendan de ésto y que vieran al Mesto. Te recomiendo que leas el estudio dendrocronológico, lo mismo lo has hecho ya, es muy interesante y se lo curraron esos técnicos. Lo que sí me ha sorprendido bastante es la faceta del Mesto relacionada con la mitología y con los duendes en concreto, yo no sabía nada de ésto hasta que me lo comentó Juan Casado Alcaide. Un abrazo y gracias por comentar.

  6. Cristóbal dijo:

    Buenas Andrés, como te he comentado en alguna ocasión en persona, me encanta lo que escribes. Muchas gracias por tu generosidad al compartir tus trabajos y espero que nos sigas nutriendo con ellos. Abrazo fuerte.

  7. Talbanés dijo:

    Hola Cristóbal, muchas gracias por tus palabras, me alegro de que te guste lo que escribo, para mí es un placer hacer estos escritos y publicarlos para que la gentelos conozca. Gracias amigo, un abrazo.

  8. Rafa Mia dijo:

    Gracias Andres como simepre me encanta la entrada y que nunca aya visto yo el mesto una pena,Saludos Andres y abrazos buen amigo 😉

  9. Talbanés dijo:

    Hola Rafael, gracias por tus palabras, me alegro mucho que te guste la entrada. Sí que es una pena que nunca vieras el Mesto, eso no te pega a ti jeje, un abrazo.

  10. Paco Sánchez Polaina dijo:

    Parte del estudio que comentas obtuvo una subvención de la Diputación y si no recuerdo mal los investigadores quedaron con el entonces Diputado de Medio Ambiente y Protección Civil, José Luis Márquez Ruiz, en que harían llegar al Ayuntamiento (y no sé si a la Diputación) los trozos de las ramas (dos rodajas, vamos) de las cuales habían obtenido los datos para el estudio. Sería interesantísimo para Montalbán saber si José Luis Ubera o J. Clemente Martín de la Cruz, conservan aún restos del árbol y poderlos exponer en Montalbán indicando en sus anillos las fechas más sobresalientes del municipio en los dos últimos siglos
    Enhorabuena y un saludo Andrés

  11. Talbanés dijo:

    PUes sí, lo suyo sería que el ayuntamiento de Montalbán se pusiera en contacto con esos investigadores y si aún se conservan esos restos del Mesto que se pudieran exponer en el pueblo. Gracias por comentar amigo, me alegro que te guste la entrada. Por cierto ya me llegó por correo el desplegable con la “ruta por la campiña montalbeña”, muchas gracias. Saludos.

  12. maximo dijo:

    Hola Andres felicidades por el trabajo, oye haber si nos mandas la foto donde estamos los amigos bajo el mesto. un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s