Montalbán, refugio de malhechores durante los siglos XVI y XVII.

diegoc

Navegando por el océano de internet me he topado con un libro en el cual se menciona nuestro pueblo y que me ha sorprendido porque en él se constata como Montalbán durante parte de la Edad Moderna sirvió de escondite a algunos delincuentes perseguidos por la justicia, información que creo interesante y que me gustaría compartir con vosotros a través de este humilde blog, al que dedico menos horas de las que me gustaría. El libro se titula “Violencia civil en la Andalucía moderna (ss. XVI-XVII). Familiares de la Inquisición y banderías locales” y fue escrito por Elisabeth Balancy en 1999 y publicado a través del Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla. Dentro de capítulo III del mencionado libro, dedicado a Las Protecciones (entendidas como la acción o presión realizada por personas importantes para proteger a algunos malhechores por unos motivos u otros), y concretamente en la página 241 nos dice lo siguiente: “Sabemos que poderosos personajes protegen a los López Nieto; según varios testigos se trata de señores vecinos de La Rambla y en particular, nos dicen, Juan Pérez Mohedano y Pero Moyano, de Don Francisco de Córdoba y Montemayor que le tenía estima desde que, juntos, habían combatido durante la guerra de Granada. Ello explica que Alonso López el Viejo siempre salga de apuros y también que su hijo escape siempre de las redes de la justicia. Andrés Fustero explica que después de haber cometido un delito, Alonso López el Mozo se refugia en el señorío de Montalbán, hasta donde lo persigue el alcalde de la Hermandad, pero aquí ni los habitantes ni los alcaldes quieren echar una mano a la Justicia, el alcalde de la Hermandad se vuelve con las manos vacías. Esta tierra de asilo, tan cercana, constituye un refugio temporal ideal, garantizando una suerte de inmunidad debida al desinterés fatalista de alcaldes y alguaciles que saben que su presa está protegida por gentes de calidad. Frente a estas reiteradas injusticias, los magistrados se inclinan sabiendo de antemano que no ganarán el pleito”. Resulta ciertamente llamativo como escapar de la justicia en aquellos tiempos era bastante sencillo si el delincuente contaba con personas poderosas que por uno u otro motivo tenían interés en protegerlo, ya que en concreto estos delincuentes a los que se refiere el libro, los rambleños Alonso López el Viejo y Alonso López el Mozo (padre e hijo) cuando cometían un delito no se marchaban a esconderse hasta tierras lejanas, al contrario, lo hacían en término de Montalbán, sabedores de que podrían capear el temporal gracias a su protección y a la dejadez de alcaldes y alguaciles. A ésto habría que sumar que en aquellos años nuestro término municipal (sobre todo entre el arroyo Salado y el río Cabra) estaba en su mayor parte sin desmontar, conservando su vegetación autóctona milenaria en forma de frondoso bosque de encinas y matorral, lo que llegado el caso facilitaría que cualquier huido de la Justicia tuviera más facilidad para esconderse, estuviera protegido o no por personas poderosas. Estas injusticias de las que nos habla el libro hacían que el pueblo se sintiera en muchas ocasiones desprotegido, ya que observaba como los que cometían las fechorías no recibían castigo por parte de la Administración, lo que derivaba a veces en ajustes de cuentas y venganzas personales con funestos desenlaces (tomándose la justicia por su mano). Espero que esta entrada os haya resultado amena e interesante para conocer un poco más sobre nuestro pueblo.

desde plaza armas del prado

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Montalbán, refugio de malhechores durante los siglos XVI y XVII.

  1. juan gutierrez dijo:

    muy buen articulo andres, estas son las cosas que nos ayudan a conocer cada dia mas nuestra historia, por cierto, mas larga de lo que nos pensavamos hace muy pocos años. gracias a internet y por supuesto a los que navegais buscando este tipo de curiosidades

  2. Talbanés dijo:

    Hola Juan, me alegra mucho que te haya gustado la entrada. Indagando en nuestra historia local nos damos cuenta de su riqueza y de las muchas cosas que seguramente nos quedan por descubrir, para mí es un placer hacerlo y sobre todo compartirlas con mis paisanos. Un saludo y gracias por comentar.

  3. Miguel López Romero dijo:

    Buenas tardes Andrés: Me ha gustado mucho tu artículo, es menester que le dediques más tiempo a escribir curiosidades de nuestro querido pueblo. Sigue así. Un abrazo.

    • Talbanés dijo:

      Hola Miguel, me alegra mucho que te haya gustado la entrada. Pues sí, debería dedicarle más tiempo, pero ahora mismo es lo que hay jeje, a ver si me pongo las pilas y te hago caso. Gracias por comentar amigo, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s