Montalbán y la expulsión de los moriscos.

26342_moriscos1_big

Familia morisca.

Hace poco ha llegado a mis manos el libro “Los moriscos en tierras de Córdoba” (1984) de Juan Aranda Doncel, en el que el autor trata y describe de forma magistral y detallada, así como bien documentada, el tema de los moriscos que vivieron en nuestra provincia desde el siglo XIII hasta su expulsión definitiva a principios del XVII. Cuando en 1610 se produce dicha definitiva expulsión de los moriscos españoles, Montalbán contaría con una población aproximada cercana a los mil habitantes. Existen varios documentos que prueban que desde varias décadas antes a la mencionada fecha vivían en nuestro pueblo moriscos, tanto libres como esclavos. Pero primero sepamos algo más acerca de los moriscos; los moriscos (de moro) es como se llamó a los musulmanes convertidos (en teoría) al cristianismo forzosamente por los Reyes Católicos en 1502 o convertidos también voluntariamente. Antes de dicha conversión obligatoria a los musulmanes que vivían en zona cristiana (aún no se había completado la Reconquista) y se les dejaba profesar su fe con más o menos libertad, se les llamaba mudéjares. Sin embargo con los Reyes Católicos se puso fin a la libertad religiosa en España, y unos veinte años después de la conquista de Granada se obligó a los musulmanes a convertirse o a marcharse de España, muchos se fueron pero otros se quedaron como conversos, aunque en muchos casos seguían manteniendo su religión en la clandestinidad. La mencionada guerra de Granada (finales del siglo XV) sumada a la política radical de los Reyes Católicos en materia religiosa hizo que se produjera una emigración de moriscos desde tierras granadinas (donde eran más numerosos) hacia el reino de Córdoba, y en concreto hacia los estados señoriales (como el de Aguilar, al que pertenecía Montalbán) ya que los señores veían con buenos ojos la llegada de moriscos porque en su mayor parte eran agricultores y artesanos cualificados y venían muy bien para dinamizar la economía y dar más prosperidad a sus señoríos y por ende más impuestos y más dinero al señor de los mismos. Como contrapartida los señores de Aguilar (a partir de 1501 Marquesado de Priego), y en general todos, hicieron la vista gorda en mayor o menor medida en cuanto al cumplimiento de la verdadera conversión de estos moriscos. A esto hay que añadir también que muchos moriscos venían también hacia Córdoba como esclavos, como consecuencia de dicha guerra. Así se mantuvieron las cosas durante la primera mitad del siglo XVI, sin embargo cada vez se ponían más trabas e impuestos a los moriscos, obligándoles también a abandonar su lengua, sus costumbres y hasta su forma de vestir, cosa que hizo que los moriscos empezaran a ver con buenos ojos el cada vez más importante poder de los turcos en el mediterráneo y las incursiones de los piratas berberiscos (también musulmanes), pues anhelaban un desembarco de tropas musulmanas que volviera a conquistar Al-Andalus. Toda esta situación dio pie a la Rebelión morisca de las Alpujarras (1568-1571), en la que tras varios años de guerra finalmente fueron derrotados por Felipe II, siendo una guerra muy sangrienta y salvaje y donde también participaron turcos y berberiscos venidos del norte de África a apoyar a los moriscos españoles. Como consecuencia de esta rebelión muchos moriscos huyeron al norte de África, otros sin embargo fueron capturados y deportados como esclavos hacia Andalucía occidental (reinos de Córdoba y Sevilla) y otras zonas de España. Finalmente los moriscos fueron expulsados de manera definitiva a principios del siglo XVII (1610) y reinando ya Felipe III, obligándoles a marchar de España. Esta medida se intentó tomar antes, pero la presión de los nobles catalanes y valencianos y del poder señorial (que se beneficiaban de ellos) la fueron postergando.

expulsion

Vayamos ahora en concreto a los datos que conocemos sobre moriscos que hubo en Montalbán:

Por un documento de la casa de Aguilar, fechado en 1519, sabemos que en Montalbán había un esclavo, y si bien no se menciona si era morisco, su nombre nos hace estar prácticamente seguros de ello. Se llamaba Hamete Facain y tenía un valor de cotización de 6000 maravedíes. Este esclavo morisco posiblemente llegó hasta nuestro pueblo como consecuencia de la emigración desde tierras granadinas tras la toma de Granada y finalización de la Reconquista. Los siguientes datos que doy a partir de aquí son todos sacados del libro que mencioné al principio de esta entrada, “Los moriscos en tierras de Córdoba”. En su página 112, relación de moriscos en Montalbán en 1581, en total 14, todos esclavos, (6 hombres y 8 mujeres). En su página 113, relación de moriscos en Montalbán en 1589, en total 8 (3 hombres libres, 2 mujeres libres, 2 hombres esclavos y 1 mujer esclava). Vemos como en ocho años ha bajado la cifra considerablemente y como también ya hay moriscos libres, también llamados cristianos nuevos. En su página 114, relación de moriscos libres en Montalbán en 1610 (año de la expulsión definitiva), en total 11 personas, no detalla el sexo. Como podemos ver en las cifras anteriores nuestro pueblo recibió sin duda población morisca como consecuencia de la Rebelión de las Alpujarras, en principio la mayoría fueron esclavos, pero vemos como tras varias décadas empieza a consolidarse población morisca libre en Montalbán, lo que nos lleva al documento más interesante que he encontrado en el libro mencionado, y es la relación de bienes raíces (tierras y viviendas) que poseían tres familias moriscas montalbeñas en el momento de su expulsión en 1610. Seguramente otros moriscos vivían en nuestro pueblo, pero aquí sólo se mencionan los que tenían bienes raíces. En sus páginas 274 y 275 se puede leer lo siguiente: “g) Montalbán: En el momento de publicarse el bando de expulsión se contabilizan en la villa señorial de Montalbán sólo tres familias moriscas que poseen algunos bienes raíces, tanto rústicos como urbanos. Los muebles y semovientes han sido malbaratados ante la necesidad de vender apresuradamente. El mayor propietario, Diego Fernández, declara una casa en la Plaza pública, un solar con media fanega de superficie, dos aranzadas de viña, dos fanegas y cuatro celemines de tierra calma en dos pedazos y tres suertes de olivar que suman 150 pies. Todas las pertenencias se hallan libres de carga. Sin embargo los otros dos vecinos registran haciendas modestas. Andrés de Murcia tiene en la Plaza una vivienda y Lorenzo Fernández una casa pequeña terciada con paxa (¿techada? con paja) en la calle Nueva”. Como vemos, el primero de estos moriscos de Montalbán tenía unas posesiones dignas de tener en cuenta, los otros sin embargo gozarían de una economía más modesta, aportándonos este documento el curioso dato de que en 1610 ya existía la calle Nueva, la cual por su nombre podría pensarse que es más reciente, pero como vemos no es así. Redundando sobre esto último, hay que tener en cuenta que la repoblación definitiva de Montalbán fue llevada a cabo a principios del siglo XVI (a partir de 1505), y tan sólo un siglo después vemos que ya aparece documentada la calle Nueva (tercera calle en importancia de la localidad), lo que nos hace llegar a la conclusión de que esta vía pública empezó a crearse muy pronto tras dicha repoblación, y que seguramente albergaría las familias más humildes del pueblo.

calle nueva

Finalmente, en la página 368 del libro mencionado se puede leer que los moriscos de Montalbán, al igual que los del resto de pueblos del Marquesado de Priego, abandonaron España por el puerto de Málaga a últimos de febrero de 1610. Los moriscos procedentes del reino de Córdoba se instalaron en su mayoría en Marruecos y Túnez, aunque algunos marcharon a Turquía. También menciona el libro que algunos regresaron posteriormente de forma clandestina y que otros, los menos, pudieron evitar la expulsión. Espero haber colaborado con esta pequeña entrada del blog a que los montalbeños conozcamos un poco mejor una parte de nuestra historia, la cual es bastante desconocida para la mayoría de la población.

Anuncios

Acerca de Talbanés

...//...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Montalbán y la expulsión de los moriscos.

  1. Alvaro Fernández Campón dijo:

    Es interesante,porque la mayoría conocemos muy poco de los Moriscos, solo que se sublevaron y que se hicieron fuertes en las Alpujarras y que por la orografía se mantuvieron en lucha durante cerca de cinco años hasta su redición y posterior expulsión de España. Seguro que todavía queda mucho por investigar sobre el tema en muchos puntos de España. También supongo que muchos solo tenían lo de moriscos por aquello de la religión. Porque después de la conquista musulmana, muchos grandes señores se convirtieron a la religión musulmana para seguir manteniendo sus propiedades y privilegios, caso del que mandaba en Zaragoza, que ahora mismo no recuerdo su nombre.

    • Talbanés dijo:

      Hola Álvaro, gracias por comentar en el blog, estás en tu casa. Queda mucho por investigar sobre los moriscos, pero hay buenos libros publicados en los que se puede aprender mucho sobre esta minoría que vivió durante varios siglos en nuestro país. El término morisco está más relacionado con religión que con raza o aspecto físico, de hecho los estudios que hay realizados sobre comunidad morisca en cuanto a su aspecto físico (por anotaciones que se hicieron sobre ellos) tienden a coincidir en que no se diferenciaban mucho de los cristianos, habiendo muchas personas entre ellos de tez clara, aunque también los había morenos de piel por supuesto. Un saludo.

  2. Miguel López Romero dijo:

    Muy buena entrada Andrés, me ha gustado mucho, yo tengo casi todos nombres de los propietarios de los esclavos de Montalban, incluso el nombre de algunas esclavas que tuvieron hijos en aquellas época.

    • Talbanés dijo:

      Hola Miguel, esa información es muy interesante y serviría para cumplimentar esta entrada o incluso para que tú le dedicaras una en tu blog de genealogía montalbeña, te animo a ello. Gracias por comentar y me alegro que te haya gustado la entrada amigo.

  3. Recuerdo haber leído hace muchos años el nombre de un “esclavo” en los libros de bautismo parroquiales de Santa María de Gracia de Montalbán: “Juan Latino” fue el nombre que le dio su dueño.
    Sorprendente apellido, tan romano.
    Pero más me sorprendió que se bautizaba a un hombre “ESCLAVO” en Montalbán. Un cristiano, que era esclavo de cristianos.

  4. Talbanés dijo:

    Hola Pedro, no era nada extraño, ya que como se dice en la entrada durante el reinado de los RRCC se prohibió cualquier otra religión en España y sin embargo la esclavitud siguió vigente, por lo cual los esclavos musulmanes eran bautizados, unas veces voluntariamente y otras obligados. Si te refieres de forma general a la contradicción de que un cristiano pudiera tener un esclavo de la misma religión tampoco es algo raro, los esclavos negros después de ser secuestrados en su tierra natal y antes de ser vendidos eran bautizados, y la mayoría de ellos eran vendidos a otros cristianos en el Nuevo Mundo. En los países musulmanes, donde la esclavitud era algo muy habitual, también había esclavos musulmanes, similares casos se dan en la India y en algunos países asiáticos… la contradicción verdadera es que una persona pueda ser esclava de otra, aunque también hay que intentar entender la época y el contexto histórico que les toco vivir. En la actualidad hay países en los que sigue habiendo esclavitud o semiesclavitud. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s